El Observatorio de Salud Femenina impulsado por Bloom, con el apoyo de Dexeus Mujer y Fundació Puigvert, presenta por primera vez una importante investigación de datos centrados en mujeres. Según la misma, las ITS en mujeres en España han aumentado un 1000 por ciento.

En concreto, según el informe, la evolución de las ITS en mujeres en España ha ido creciendo. Así, llegó a su punto máximo de contagios en 2019 cuando se registraron al menos 16.304 casos. Esto supone un incremento del 1.073 por ciento respecto a 2012. En este sentido, la tasa de incidencia para el año 2019 alcanzó el 67 por ciento.

Ante estos datos, aporta más información Alvaro Vives, andrólogo y jefe de la Unidad de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) de la Fundació Puigvert. En los últimos años han aumentado las prácticas de riesgo, ha crecido el número de parejas y han surgido algunas aplicaciones para poner en contacto personas que quieren mantener relaciones. Esto sumado a la mejora en las pruebas diagnósticas y los movimientos de la población (se viaja más y se infecta más que hace unas décadas) podría explicar el crecimiento de las ITS en España”.

ITS en mujeres en España

Entre 2012 y 2019, en España se diagnosticaron 50.052 nuevos casos de ITS y Enfermedades de Declaración Obligatoria (EDO) en mujeres, según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) y de los sistemas de vigilancia epidemiológica de las comunidades autónomas. Por porcentajes por tipo de infección o enfermedad, el 64,8 por ciento de los casos diagnosticados corresponden a clamidia. Asimismo, un 15,6 por ciento de los casos diagnosticados fueron de gonorrea. Continúan los casos de VIH (8 por ciento), sífilis (5,6 por ciento), hepatitis C (3,6 por ciento), hepatitis B (2,3por ciento) y linfogranuloma venéreo (0,1por ciento).

Así, se observa que no todas las ITS en mujeres en crecido de la misma manera. La infección gonocócica (gonorrea) ha sido la que más ha crecido desde el año 2015: un 729 por ciento. En cambio, la clamidia (chlamydia trachomatis) fue la ITS que registró un mayor número de casos durante todo el periodo, incrementándose un 480 por ciento entre 2015 y 2019. Por su parte, los casos de sífilis, linfogranuloma venéreo y hepatitis C en mujeres crecieron un 129 por ciento, 178 por ciento y un 76 por ciento, respectivamente.