La gerente del Servicio de Salud de Castilla La Mancha (Sescam), Regina Leal, ha comparecido en rueda de prensa para presentar los datos de las listas de espera sanitarias en Castilla La Mancha durante 2019.

Tal y como explicaba Leal, la cifra de pacientes pendientes de una intervención quirúrgica, una consulta o una prueba diagnóstica en Castilla La Mancha se situó en 93.160 pacientes en diciembre de 2019, lo que supone una disminución respecto a noviembre del mismo año de 4.696 pacientes y aumento de 4.690 personas respecto a diciembre de 2018 cuando se alcanzaron los 88.470 pacientes.

Si bien este dato podría verse de forma negativa, Leal también ha querido matizar que estos 93.160 pacientes suponen una reducción del 28 por ciento respecto a 2015, es decir, 35.813 pacientes menos.

Concretando más estos datos, en lo que respecta a la lista de espera quirúrgica, Leal ha indicado que se ha situado en diciembre de 2019 en 35.779 pacientes (2.804 menos que en noviembre y 4.408 menos respecto a 2015), mientras que la lista de espera de consultas ha ascendido a 50.659 pacientes (1.023 menos que en noviembre y 22.539 menos respecto a 2015) y la lista de espera de pruebas diagnosticas ha sido de 6.722 pacientes en 2019 (869 menos que en noviembre y 8.866 menos que en 2015).

Debate en las Cortes

Tras la presentación de estos datos, los diferentes grupos políticos han vuelto a confrontarse en Las Cortes de Castilla La Mancha. Para comenzar, el presidente del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Alejandro Ruiz, ha explicado que el problema de la sanidad de Castilla La Mancha va más allá de las listas de espera y por tanto ha reclamado una revisión del sistema sanitario castellanomanchego.

“Pedimos que no nos vendan la moto con la Sanidad”, ha exigido el diputado de la formación naranja, quien ha evitado hacer una valoración de los datos conocidos este martes puesto que, según ha asegurado, es una cifra que mañana puede cambiar.

De su lado, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Lola Merino, también ha cargado contra el Gobierno regional y unas listas de espera que, según ha lamentado, han aumentado en 2019 en casi 5.000 pacientes más respecto al año anterior.

La respuesta a estas críticas la ha ofrecido el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Fernando Mora, quien ha defendido que el Gobierno de García-Page ha hecho “un gran esfuerzo” por reducir las listas de espera en la región, un problema generalizado en toda España, ha concluido.