De acuerdo con datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), las maloclusiones ocupan el tercer lugar entre las enfermedades bucales, sus efectos se manifiestan con problemas para dormir, dolor de cabeza y cuello, mareos, etc. Su tratamiento debe atenderse por expertos ortodoncistas certificados, pues de acuerdo con los especialistas.

La maloclusión provoca otras enfermedades 

Una incorrecta alineación de los dientes y/o de las mandíbulas, altera la articulación y produce una serie de dolencias rara vez asociadas a causas dentales, por ejemplo, las cefaleas, dolor en el cuello y espalda, apnea del sueño, zumbido en el oído, mareos, entre otros.

Hay síntomas más evidentes como bruxismo, desgaste dental, molestia al masticar los alimentos, dolor habitual en los músculos faciales o mandíbula, respirar por la boca sin cerrar los labios, morderse las mejillas de forma frecuente o tener una alta recurrencia a caries y gingivitis, ya que la mala posición de los dientes dificulta el cepillado.

Certificación de ortodoncistas

La doctora Hilda Torre Martínez, presidenta de la Asociación Mexicana de Ortodoncia, señala que la certificación y experiencia son importantes para diagnosticar y tratar correctamente para evitar otras implicaciones a la salud.

La Asociación Mexicana de Ortodoncia es la única asociación que tiene la idoneidad en los procesos de Certificación y Recertificación en Ortodoncia, otorgada a través de la dirección general de profesiones de La Secretaría de Educación Pública siendo El  Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (CENEVAL).

Entre los temas relevantes que estudia la AMO destaca el cliché de ajustar la sonrisa a la cara de la persona, innovaciones en tratamientos estéticos, cirugía ortognática, biomecánicas con mini-implantes a partir de análisis anatómico 3D digital, ortodoncia y medicina dental del sueño, mini implantes, alineadores transparentes, entre otros.

“Para la asociación es prioritario apoyar la actualización continua de nuestro gremio, poniendo especial empeño en difundir y preservar el código de ética profesional inherente al ortodoncista. Por esta razón permite la educación continua para implementar nuevas técnicas en su práctica privada y enseñanza, renovar instrumentos con la tecnología más moderna, re-certificarse y generar sinergias con otros especialistas para ofrecer un excelente diagnóstico y tratamiento a los pacientes”, enfatiza la doctora Torre.