La última pregunta IMOP-BERBĒS, coincidiendo con el Día Mundial Sin Tabaco, analiza la percepción de los españoles sobre la ampliación de restricciones en el consumo de tabaco. Cabe recordar que el Ministerio de Sanidad ultima la nueva ley del Tabaco, que, con toda probabilidad, implicará más restricciones para favorecer la salud pública.

Según esta encuesta, el 66,2 por ciento de los encuestados está “muy” y “bastante” a favor de prohibir fumar en terrazas, estadios deportivos y playas, Ante esta pregunta, las mujeres se muestran más proclives a la restricción (73 por ciento) frente al 59 por ciento de los hombres que defienden esta medida.

Por edades, los que se manifiestan más a favor de prohibir el tabaco son los comprendidos entre 35 y 44 años (73,5 por ciento). Sin embargo, los de entre 14 y 24 años lo hacen en una proporción menor: 56,3 por ciento. Incluso entre los que se declaran fumadores, el 39,2 por ciento se muestra a favor de estas restricciones.

Por comunidades autónomas, los andaluces son los que más se manifiestan a favor de prohibir el tabaco en terrazas y vehículos. De forma contraria, los catalanes y los gallegos son los que menos.

Posibles nuevas restricciones en el consumo de tabaco

Entre otras posibles restricciones en el consumo de tabaco, se encuentra la prohibición de fumar en los coches particulares. Sobre todo, si en el interior viajan embarazadas y niños. A pesar de tratarse de espacios privados, el humo del tabaco es especialmente peligroso por el reducido tamaño de los vehículos. En estos casos, los defensores de restringir este hábito siguen superando a los reticentes. El 51,5 por ciento está de acuerdo con la medida siempre, un 16,6 por ciento solo si viaja población de riesgo y el 31,9 por ciento se muestra en contra. De nuevo, los hombres se muestran más reticentes que las mujeres (un 45 por ciento defiende la medida, frente al 57,6 por ciento de las mujeres).

Preguntados por las medidas más efectivas para reducir el consumo de tabaco en España, el 35,7 por ciento indica que se deben ofrecer ayudas a los fumadores por parte del Gobierno para dejar el hábito. Aunque este porcentaje alcanza el 56,3 por ciento entre aquellos que se declaran fumadores. En segundo lugar, se encuentra quienes defienden subir el precio del tabaco y la fiscalidad de los nuevos dispositivos de liberación de nicotina (28,7 por ciento). En tercer lugar, los que persiguen la regulación de la publicidad y las redes sociales (17,7 por ciento). Por último, los que creen que es más eficaz apostar por imágenes impactantes en los empaquetados (4,7 por ciento).