Las personas con VIH cuentan con una menor probabilidad de mostrar anticuerpos séricos totales detectables contra el SARS-CoV-2 que las no inmunodeprimidas. Esto se debe sobre todo a la pérdida de anticuerpos anti-S. Así lo demuestra un trabajo del área de Enfermedades Infecciosas del CIBER (CIBERINFEC) y el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS).

El trabajo realizó un seguimiento durante seis meses a personas con VIH después de la infección. De esta forma, se detectó un descenso de los anticuerpos séricos más notable entre estos pacientes que en los controles sanos.

Aporta más datos el director de la investigación Juan Macías, investigador en el Hospital Virgen de Valme. “Hasta este momento, se disponía de datos limitados y controvertidos sobre la respuesta inmune en las personas que viven con VIH. También sobre su mortalidad. Por ello, era necesario contar con datos que comparasen la cinética de los anticuerpos después de la infección natural por SARS-CoV-2 en estos pacientes y en personas sin VIH. Con este objetivo, hemos comparado la persistencia de anticuerpos totales entre estos dos grupos de pacientes”.

Descenso de los anticuerpos en personas con VIH

Después de seis meses de seguimiento, la proporción de personas con VIH con anticuerpos séricos totales detectables contra el SARS-CoV-2 fue del 86 por ciento. Asimismo, la frecuencia de los mismos para las personas de controles fue del 98 por ciento. Esto se debió principalmente a una mayor tasa de serorrevisión de anticuerpos en estos individuos.  Asimismo, los títulos de anticuerpos anti-S fueron significativamente más bajos para estas personas afectadas por VIH.

Estos resultados podrían sugerir que las personas que conviven con VIH podrían ser más propensas a la reinfección por coronavirus. Asimismo, la concentración de anticuerpos anti-S, aquellos con mayor implicación en la protección frente a la infección, es menor en estos pacientes.  Es por ello que, a la espera de más datos, el trabajo recomienda dosis de refuerzo para estos pacientes y un seguimiento más prolongado.