La capacidad de adaptación y resiliencia que han demostrado los profesionales de la salud durante estos meses, también se ha visto en la actividad formativa. De hecho, las sociedades médicas españolas han mantenido intacta la actividad formativa en plena pandemia. Ejemplo de hecho ha sido la adaptación de los congresos médicos a formato online.

A este respecto se ha manifestado Diego Herrera, director nacional de Congresos de Grupo Pacífico. “Que las sociedades médicas con las que colaboramos hayan sido capaces de reunir más de 32.000 congresistas, 2.000 ponentes y 6.000 comunicaciones científicas desde que comenzara la pandemia, pone de manifiesto el esfuerzo de los profesionales sanitarios”.

La importancia de la actividad formativa en tiempos COVID

Para los expertos, la pandemia ha demostrado que se debe apostar por el conocimiento en ciencia e innovación como medio para solventar cualquier tipo de amenaza. De esta forma, además de esta nueva enfermedad, no hay que olvidar que hay un mundo de patologías y pacientes  que siguen ahí. Por eso era tan necesario mantener la actividad formativa y científica de cada especialidad médica. Y dado que los congresos presenciales no podían realizarse, había que buscar otro modo.

En este sentido, las sociedades científicas se muestran de acuerdo en que ha sido un acierto mantener la celebración de congresos de forma online. No sólo porque ha permitido continuar con el intercambio de conocimientos científicos.  También porque ha permitido compartir con los compañeros impresiones y experiencias vitales en este difícil momento.

No hay que olvidar que las sociedades científicas tienen un papel imprescindible en la sociedad. No sólo defendiendo los derechos de los profesionales de la salud -que siguen soportando el peso de la pandemia sobre sus espaldas-, sino los de la población general. Siempre poniendo en valor la ciencia y la voz de los expertos en un momento de gran confusión e incertidumbre.