En el marco del I Jornadas de Ejercicio Físico y Salud para personas con Obesidad se ha puesto de manifiesto la importancia de fomentar la actividad física. No obstante, algunos informes recientes muestran que el comportamiento sedentario ha aumentado más de tres horas desde que se produjo la pandemia. Ante esta situación, se prevé una notable extensión de la epidemia de obesidad en todo el mundo.

Las jornadas han sido organizadas por el grupo de trabajo de ejercicio físico de la Sociedad Española de Obesidad (GTE-SEEDO), contando con el apoyo de los líderes mundiales en salud y bienestar TechnoGym y de la red de gimnasios Altafit.

Una de las principales conclusiones es que las tecnologías digitales pueden ser un colaborador estratégico para fomentar la actividad física. En concreto, las nuevas tecnologías pueden ayudar a que muchas personas con obesidad que no se sienten cómodas en los centros deportivos puedan realizar ejercicio en casa sin miedo y con seguridad.

Fomentar la actividad física desde los centros deportivos

Por otra parte, desde SEEDO se valora positivamente el papel de los gimnasios y centros deportivos para fomentar la actividad física. En concreto, estos incorporan programas protocolizados y expertos acreditados, en la prevención y control de la obesidad.

En este sentido, la alianza de SEEDO con TechnoGym y Altafit pone el acento en desarrollar estrategias en conjunto. Las mismas permiten a la población tener un acceso amplio, fácil, económico a actividades deportivas. Todo ello con especialistas en ejercicio y obesidad para poder hacer recomendaciones de ejercicio desde las consultas médicas y centro deportivos.

Cabe recordar que, a mayor actividad física, menor riesgo de muerte prematura y enfermedad. Es por ello que el mensaje clave es que, aunque seamos sedentarios, si aumentamos la actividad física podemos disminuir el riesgo de mortalidad.