La Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (Aeacap) y la Fundación Más que Ideas han organizado el ‘V Foro de Cáncer de Pulmón: Retos y soluciones’, en el que han participado representantes de los pacientes, los médicos, la industria farmacéutica y la Administración sanitaria. Una de las principales reivindicaciones que han hecho tanto pacientes como médicos ha sido la necesidad de facilitar el acceso a los ensayos clínicos, sobre todo cuando se realizan en comunidades autónomas diferentes.

El debate ha sido moderado por Diego Villalón, de Más que Ideas, y ha contado con el patrocinio de Blueprint Medicines, Boehringer Ingelheim, Bristol-Myers Squibb, MSD, Novartis, Pfizer y con la colaboración de Medtronic y Roche.

“Quedan pacientes por el camino”

Bartomeu Massuti, oncólogo médico del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), ha lamentado que “las derivaciones entre CC. AA. no sean nada fáciles, por lo que se quedan pacientes por el camino”. A su juicio, “es un tema que debe tratar el Ministerio de Sanidad en el Consejo Interterritorial”, ya que, como ha recordado el también jefe de Servicio de Oncología del Hospital General Universitario de Alicante, el sistema sanitario español “es público y universal, y, además, los ensayos clínicos también son una herramienta de ahorro para el sistema”.

En este mismo sentido se ha manifestado Luis Paz-Ares, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). “Las transferencias a las Comunidades Autónomas y la división del Sistema Nacional de Salud en 17 ha supuesto la aparición de ciertas trabas para que los pacientes de unas CC. AA. puedan participar en ensayos que se hacen en otras autonomías, si bien estamos consiguiendo superar estos obstáculos. Quedan sin resolver algunas cuestiones: si un paciente de Galicia participa en un ensayo que se realiza en Madrid, ¿quién le paga los gastos?”, se ha preguntado el especialista del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.

Para aportar información sobre los ensayos clínicos, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha creado el Registro Español de Estudios Clínicos (REEC), “para que los profesionales sanitarios y los pacientes puedan acceder a todos los ensayos abiertos y disponibles”, como ha dicho Juan Estévez, del Área de Ensayos Clínicos de la Aemps. “El registro está actualizado respecto a la publicación de todos los estudios que están autorizados y abiertos, y en la actualidad estamos en la fase de actualizar en qué situación está cada estudio”, ha puntualizado.

La colaboración de la industria farmacéutica para realizar este registro es indispensable. Amelia Martín, doctora en Derecho y responsable de la Plataforma Tecnológica Española de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria, ha definido el REEC como “un ejercicio de transparencia de la Aemps hacia la sociedad”. “Todos tenemos el compromiso de dar a conocer la existencia y evolución de un ensayo clínico. Desde Farmaindustria se ha impulsado el Proyecto Best con el objetivo de fomentar la inversión en investigación y desarrollo (I+D) a través de la objetivación y monitorización de la situación de los procesos de investigación clínica en España”.

Según Amelia Martín, “un 12 por ciento de los centros hospitalarios españoles no reclutan pacientes, y eso es un fracaso de todos”. “Los ensayos cada vez son mucho más dirigidos y personalizados, sobre todo en cáncer de pulmón, por lo que se reduce el cupo de pacientes seleccionables. Es necesario subsanar las trabas administrativas y burocráticas entre centros y autonomías”.

La representante de Farmaindustria, en cualquier caso, se ha mostrado optimista respecto al futuro de las terapias en cáncer de pulmón, y ha destacado la necesidad de “seguir trabajando en red”. “En 1996 un oncólogo tenía solamente cuatro medicamentos para tratar el cáncer de pulmón, y en la actualidad tiene 16, consecuencia de estos ensayos e investigaciones. El camino continúa y tenemos que seguir trabajando en la senda de la inmunoterapia”, ha añadido.

Comités de ética

Amelia Martín también ha explicado a los asistentes la regulación de los ensayos clínicos, y ha indicado que los comités de ética “siempre velan por los intereses de los pacientes”. “Los ensayos clínicos generan conocimiento y nos permiten avanzar. Quien participa en una investigación hace un ejercicio de solidaridad y generosidad, porque ese fármaco beneficiará muy probablemente a quien venga detrás”.

También el Dr. Paz-Ares ha hablado del “doble beneficio” que supone participar en una investigación: “Mañana el tratamiento estándar que daremos al paciente será el que hoy estamos probando. Y para el paciente de hoy el ensayo clínico puede ser una oportunidad de probar un tratamiento adicional. Esta persona debe pensar en la solidaridad, pero también debe valorar si tiene un potencial beneficio para sí mismo”. En la actualidad, según ha destacado el especialista, “muchos pacientes se están beneficiando de fármacos en fase de experimentación”.