Nos encontramos en una nueva etapa en la que el coronavirus evoluciona y genera nuevas variantes. En estos momentos las variantes que preocupan a la comunidad médica y científica son la Alfa, la Beta, la Gama y especialmente la variante Delta. Las nuevas variantes podrían aumentar la transmisibilidad, la virulencia de los síntomas e incluso disminuir la eficacia de las medidas de salud pública y sociales, según los expertos.

Ahora, un estudio científico publicado online como preprint en Public Health England evidencia la efectividad de las vacunas COVID-19 frente a la hospitalización provocada por la variante Delta.

La variante Delta del SARS- CoV-2 o B.1.617 fue inicialmente identificada en el estado de Maharashtra en India, en octubre de 2020, y es una variante con doble mutación. Los autores de este estudio explican que la variante Delta ha seguido expandiéndose desde la India a nivel mundial, incluso en el Reino Unido, con una proporción de casos que han resultado en enfermedad más grave y hospitalización.

Efectividad de las vacunas

El estudio publicado online como preprint en Public Health England compara la efectividad frente a la hospitalización de las vacunas en comparación con la variante Alpha. Así, los científicos demuestran una efectividad del 94% de la vacuna de Pfizer y del 71% de la vacuna de AstraZeneca tras la administración de la primera dosis para la variante Delta. Y una efectividad del 96% de la vacuna de Pfizer y del 92% de la de AstraZeneca tras la administración de la segunda dosis.

El estudio indica que la vacuna de Pfizer mostró una efectividad del 83% y la de AstraZeneca de un 76% tras la primera dosis para la variante Alpha. Tras la segunda dosis la efectividad de la vacuna de Pfizer para la variante Alpha fue del 95% y del 86% para la de AstraZeneca, según los resultados del estudio.