E.P.- Enfermedades oculares como el glaucoma podrán ser tratadas en el futuro mediante medicamentos administrados a través de lentes de contacto. Ingenieros químicos de la Universidad de Florida (EE.UU.) han fabricados lentes blandas de contacto que contienen minúsculas partículas que van administrando lentamente los fármacos cuando se necesitan.

El nuevo estudio se ha presentado ante la 225 reunión nacional de la Sociedad Química Americana que está teniendo lugar esta semana en Nueva Orleáns (EE.UU.). Uno de los mayores problemas del uso de las gotas oculares para administrar la medicación en los ojos es que, alrededor del 95 por ciento de dicha medicación va a donde no se necesita.

Los colirios aplicados tópicamente se mezclan con las lágrimas, que después drenan en la cavidad nasal y, de ahí, entran en el torrente sanguíneo y en otros órganos, donde pueden causar serios efectos secundarios.

Pero fármacos contenidos en una lente de contacto se puede administrar con la suficiente lentitud como para permanecer en el ojo. Los autores del presente trabajo han encontrado la forma de encapsular un fármaco en nanopartículas que se pueden mezclar en la matriz de la lente de contacto cuando ésta se fabrica.