Dermira, una compañía biofarmacéutica dedicada al desarrollo de terapias para enfermedades crónicas de la piel acaba de ser adquirida por Eli Lilly and Company. Tal y como han anunciado ambas empresas, el acuerdo definitivo equivaldría a 1.100 millones de dólares en una operación en efectivo.

El principal objetivo de Lilly con esta adquisición es expandir su pipeline en inmunología. En concreto, el acuerdo incluye la adquisición de lebrikizumab, un nuevo anticuerpo monoclonal en investigación diseñado para unirse con una alta afinidad a la IL-13 y que está en Fase 3 de desarrollo clínico para el tratamiento de la piel en dermatitis atópica de moderada a grave en adolescentes y pacientes adultos a partir de los 12 años.

En esta misma línea, también se incorporará al pipeline de Lilly la glycopyrronium, unas toallitas con medicamento aprobada por la FDA para el tratamiento tópico de la hiperhidrosis axilar primaria (sudor excesivo e incontrolado de las axilas).

En palabras de Patrik Jonsson, vicepresidente senior de Lilly y presidente de Lilly Biomedicinas, “la adquisición de Dermira está alineada con la estrategia de Lilly de aumentar nuestra propia investigación interna mediante la adquisición de activos en fase clínica en nuestras áreas terapéuticas centrales y aprovechando nuestra experiencia en desarrollo e infraestructura comercial para ofrecer nuevos medicamentos a los pacientes”.

Asimismo, añadía que “la adquisición es una oportunidad para incorporar un prometedor compuesto de inmunología que se encuentra en Fase 3 para la dermatitis atópica de la piel, a la vez que incorporamos un tratamiento dermatológico probado para la hiperhidrosis axilar primaria. Esperamos completar el acuerdo y continuar con el excelente trabajo desarrollado por Dermira”.

Los detalles de la transacción

En cuanto a los detalles de esta adquisición, se ha dado a conocer, además de la cuantía, que la transacción no está sujeta a ninguna condición de financiación y se espera que se cierre a finales del primer trimestre de 2020, sujeto a las condiciones de cierre habituales, incluida la consecución de las aprobaciones regulatorias requeridas y la oferta de la mayoría de las acciones ordinarias en circulación de Dermira.

Tras el cierre exitoso de la oferta pública, Lilly adquirirá cualquier acción de Dermira que no se licite en la oferta pública mediante una fusión como segundo paso al precio de la oferta pública.

El precio de compra representa una prima de aproximadamente el 86 por ciento del precio de negociación promedio ponderado por volumen de 60 días de las acciones de Dermira que finalizó el 9 de enero de 2020, el último día de negociación antes del anuncio de la transacción.