Lilly España ha aumentado su inversión en investigación en 2021. Esta ascendió a un total de 56,36 millones de euros. Además, se ha incrementado el número de pacientes tratados en España con medicamentos descubiertos por la empresa. Han sido 1.697.163 de pacientes, es decir, cien mil más que el año anterior. Así se refleja en el Estado de Información No Financiera (EINF) 2021, que Lilly acaba de hacer público.

Este mismo informe pone de manifiesto que la sostenibilidad es el eje fundamental de la estrategia de la compañía. Para contribuir con este objetivo global, la filial invierte 633.420 euros en la gestión ambiental. Así, entre otros resultados destaca el ahorro de 2330,15 toneladas de CO2 gracias al uso de energía eléctrica procedente de fuentes renovables. Además, se ha logrado una mejora en la eficiencia en la generación de residuos totales del campus de un 2,46 por ciento en comparación con el año 2020.

Otro de los logros de la compañía en nuestro país es ser una de las mejores empresas para trabajar en España. Así lo establece el ranking Great Place To Work. Esto se debe especialmente a la apuesta de la empresa por el fomento de la conciliación y la igualdad entre sus colaboradores.

Inversión en investigación

En cuanto al aumento de la inversión en investigación en España cabe destacar varios aspectos. Para empezar, el compromiso de Lilly con la investigación clínica se concreta en los 83 estudios en marcha durante 2021 en nuestro país. Estos cuentan con la participación de 707 equipos de investigación de varios centros sanitarios. En cuanto el apoyo a la formación y a la promoción de la salud, Lilly destinó el pasado año 6,51 millones de euros a patrocinios y colaboraciones con organizaciones sanitarias. Su planta de producción e Alcobendas es la única del grupo fuera de EE.UU. La misma suministra medicamentos a todo el mundo. Solo durante el año pasado fabricó 101.020 millones de dosis y empaquetó 40,40 millones de envases.

“Para cumplir nuestro propósito como empresa; mejorar la vida de las personas en todo el mundo, necesitamos ser exigentes y conseguir cada año los mejores resultados, no sólo a la hora de proporcionar medicamentos para solucionar o paliar las enfermedades de los ciudadanos, sino también en la gestión de nuestra empresa teniendo en mente siempre a las personas: empleados, pacientes y profesionales sanitarios y el resto de ciudadanos, así como la situación del planeta en el que vivimos”, concluye el presidente de Lilly España, Nabil Daoud.