De acuerdo a especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las manos son una extensión del cerebro, fundamentales para el desarrollo y la vida plena del ser humano; sin embargo, las fracturas de falanges y huesos metacarpianos son las lesiones que muestran más demanda en servicios médicos, seguidas por lesiones ortopédicas o enfermedades de la mano como el síndrome del túnel carpiano, inflamación en los tendones y la compresión de los tendones.

Las fracturas de mano causan discapacidad significativa, impactan negativamente en las actividades diarias y recreativas del paciente y pueden tener una secuela funcional negativa a largo plazo, como la pérdida de la capacidad para trabajar y vivir que se tenía antes de la lesión. La restauración de la alineación anatómica de los huesos, el rango de movimiento y la funcionalidad es el objetivo principal del tratamiento de fracturas de la mano.

Por ello, es necesario tener disponibles dispositivos médicos con tecnología punta que ayuden a cuidar y sanar este tipo de fracturas. DePuy Synthes, franquicia de ortopedia y neurocirugía de Johnson & Johnson Medical Devices, trae a México su reciente innovación para el tratamiento de fracturas de mano: el Sistema de Bloqueo de Ángulo Variable. Este sistema está indicado para el tratamiento de fracturas y deformidades de la mano, ofrece una amplia gama de placas anatómicas que cuentan con una fijación estable a través del sistema de ángulo variable. Esta gran variedad de placas, como las diseñadas para fracturas específicas, así como el sistema de fijación de ángulo variable y la facilidad de uso del instrumental, permite a los especialistas atender fracturas tanto básicas como complejas de la mano.

El Sistema de Bloqueo de Ángulo Variable (SBAV) para mano es un sistema completo, de bajo perfil y versátil de placas anatómicas pre-contorneadas, con una tecnología que permite a los cirujanos ajustar el ángulo de inserción del tornillo para que coincida con la anatomía y el patrón de fractura del paciente. A medida que los tornillos se aprietan a la placa, se bloquean en su lugar y estabilizan la fractura. Las placas bloqueadas de ángulo variable se encuentran disponibles en acero inoxidable y titanio, lo que brinda a los cirujanos diferentes opciones para abordar una amplia gama de necesidades del paciente.

El SBAV incluye más de 40 placas básicas y especiales para tratar una variedad de fracturas y tamaño de manos, asimismo, el diseño de placas delgadas y cabezas de tornillos evitan la irritación de los tejidos blandos a medida que los tendones se deslizan cerca de los implantes.

Este sistema incluye un conjunto único de pinzas de reducción e instrumentos que facilitan el ajuste y la manipulación de la placa para adaptarse a la anatomía específica del paciente. Cada sistema de SBAV es colocado por un cirujano ortopedista o traumatólogo en conjunto con un asesor quirúrgico y un técnico especializado en el sistema, lo que ofrece garantía en el servicio y la colocación adecuada.

“Esta innovación ofrece soluciones clínicas tanto para médicos como para el paciente, sin duda, hará una diferencia positiva en el tratamiento y cuidado de pacientes con fracturas de mano; en DePuy Synthes reafirmamos nuestro compromiso con la sociedad mexicana al poner a su disposición tecnología de punta para el tratamiento de fracturas”, indicó Arturo Juárez, gerente de Mercadotecnia Trauma en DePuy Synthes México.