La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) ha aprobado el tratamiento genérico de tenofovir emtricitabine o Profilaxis Previa a la Exposición (PrEP por sus siglas en inglés) por ahora, solo desde la consulta privada desde octubre de 2017, mismo que fue aprobado desde 2015 por la OMS y es utilizado desde 2012 en más de 20 países de Europa con éxito.

El especialista José Arturo Martínez Orozco, médico infectólogo experto en VIH/SIDA e infecciones de transmisión sexual en Grupo Ángeles en la Ciudad de México, explicó que no es un medicamento para pacientes con VIH.

A lo que se refiere la profilaxis es que después de establecer el tratamiento de una pastilla diaria es posible reducir el riesgo de contagio un 92 por ciento en caso de relaciones sexuales acompañado con el uso de condón y hasta un 70 por ciento en caso de compartir agujas por práctica de drogadicción de riesgo.

Sandoz ha creado el primer genérico que ayuda al apego terapéutico gracias a la reducción de casi 4 veces el precio de la molécula de algún laboratorio de renombre, además de contar con todas las pruebas científicas que certifican el mismo resultado que con el medicamento de marca.

Este tratamiento es únicamente recomendado para personas con resultados de VIH negativos, es decir parejas de pacientes infectados o con SIDA, además de brindar la oportunidad a las mujeres seropositivas a dar a luz a un hijo sano.

Todo paciente con un riñón sano y libre de hepatitis B puede utilizar el tratamiento sin alguna otra contraindicación, ya que se desecha de manera segura del cuerpo, es por eso que la ingesta debe ser diaria mientras el paciente tenga prácticas de riesgo.

El especialista pidió a la comunidad que se pierda el miedo a hacerse la prueba del VIH, pues diagnosticarlo a tiempo asegura una vida larga y segura con fácil control gracias a los antirretrovirales.

De manera imperceptible, el conteo de casos de VIH registrados por INEGI muestra un ligero aumento en el número de casos nuevos, que se han mantenido en los últimos años entre 12.000 y 13.000 al año, situando la mayoría de los casos en el estado de Yucatán, Tabasco, Campeche, Veracruz y Colima. Cabe destacar que la mortalidad ha disminuido.

Es necesario que las personas que consideren tener prácticas de riesgo como parejas serodiscordantes, trabajadores sexuales, personas que comparten agujas y drogas o con alguna otra actividad de riesgo o que se hayan tenido otras infecciones de transmisión sexual se acerquen con un especialista para hacer las pruebas necesarias e indicar el tratamiento adecuado.

El uso de algunas proteínas de gimnasio y suplementos alimenticios pueden causar complicaciones en la utilización de este medicamento, se está trabajando para incluirlo en las Guías de Práctica Clínica lo antes posible, comentó el Dr. Orozco.