Los dispositivos médicos han revolucionado los tratamientos para enfermedades cardiovasculares como la enfermedad vascular coronaria y periférica que tratadas a tiempo pueden incluso revertir los daños por un infarto u obstrucción arterial, lo que puede traducirse en una mejor calidad de vida para el paciente.

Un ejemplo de la evolución en dichos dispositivos es iVacular, empresa de origen español que llega a México presentando productos de su propia creación y elaboración como son los stents liberadores de fármaco  y balones liberadores de fármacos indicados principalmente para casos de enfermedades coronarias y para liberar arterias obstruidas.

También se presentan microcatéteres para realizar los implantes mencionados, todos los productos se encuentran en diferentes calibres, por lo que crean una gama amplia para cada intervención y para cada caso.

El doctor en Ciencias Químicas Lluis Duocastella, fundador y director de iVascular, asegura que la calidad de los polímeros utilizados en sus dispositivos son inigualables, proporcionando al especialista y al paciente que no se necesitará un segundo procedimiento para cambiarlo, estos pueden acompañarlos por el resto de su vida.

La utilización de estos dispositivos debe quedar en manos de especialistas como médicos cardiólogos intervencionistas y radiólogos y estos procedimientos deben ser realizados por vía percutánea por la vía femoral o arteria radial, siendo esta última la más utilizada

Actualmente están presentes en 80 países de América incluyendo Canadá desde hace 5 años aproximadamente, y pretenden convertirse en el principal competidor fabricante de Estados Unidos de América.

Para el año 2020 se espera lanzar una línea que ayude en el tratamiento del ICTUS y algunas patologías neurológicas en Europa y posteriormente en América Latina, también esperamos lanzar una línea para enfermedades estructurales del corazón convirtiéndonos en la primera empresa del mundo en desarrollar algún dispositivo para la válvula tricúspide.

Los problemas cardiovasculares en el mundo son alarmantes, son parte de las primeras causas de mortalidad, América Latina y México en específico tiene una agravante considerable, la diabetes mellitus que ya es considerada una epidemia.

En nuestro país ya se han colocado cerca de 800 stents coronarios con y sin fármaco desde junio de 2018, año en que se logró el registro COFEPRIS, comentó José Dosantos, director para América Latina de iVascular.

Se espera que su utilización aumente exponencialmente como ha ocurrido en otros países y se pueda contemplar la posibilidad de crear una fábrica en éste continente, ya que sólo hay en España y próximamente en Japón, ésto sin parar de diseñar nuevos dispositivos que beneficien a más pacientes, comentó Duocastella.

Los precios son realmente competitivos con los dispositivos ya existentes, sin embargo, el tema del precio es relativo cuando obtienes una calidad tan alta gracias a los materiales utilizados, algunos de los cuales han sido creados y adecuado por nuestros investigadores e ingenieros, hablamos de que el 20% de la ganancia se utiliza en la parte de investigación.