Según datos de la Federación de Hemofilia de la República Mexicana (FHRM), más de 7 mil mexicanos sufren esta condición, de los cuales aproximadamente el 80% se encuentran afectados por la hemofilia tipo A (deficiencia en la producción de factor VIII). Esta impide completar el proceso de coagulación, lo cual atrae riesgos como hemorragias internas o externas difíciles de controlar.

Hasta hace unos años este tratamiento era aplicado en el paciente a demanda, es decir, cada vez que se tenía registro de una lesión que podía provocar una hemorragia, por ejemplo, una caída que puede provocar complicaciones severas en articulaciones, paralizándolas casi por completo a causa de una inflamación crónica.

Tipos de hemofilia

La hemofilia es una enfermedad genética que tiene una incidencia de un caso por cada 10 mil nacimientos en varones, ya que las mujeres suelen ser portadoras pero no lo desarrollan. En cuanto los tipos, existen dos: hemofilia A, con deficiencia de factor VIII, y B, con deficiencia de factor IX. Cerca de 8 de cada 10 personas que sufren hemofilia padecen el tipo A.

Tratamiento a demanda vs tratamiento profiláctico

Actualmente, las instituciones de salud mexicanas procuran que todas las personas con esta condición puedan obtener un tratamiento profiláctico, es decir, que tengan diariamente niveles adecuados del factor de coagulación, lo que evitaría consecuencias severas en la calidad de vida de los pacientes.

Ante este panorama, la farmacéutica Bayer lanza en México un nuevo factor FVIII recombinante de tercera generación, que representa una nueva opción para el terapéutica de las personas con hemofilia tipo A, cuyo proceso único de manufactura permite reducir el número de infusiones que tienen que administrarse, pasando de aproximadamente 216 a tan solo 120 inyecciones por año, es decir, de hasta dos veces por semana, lo que representa menos inyecciones intravenosas y mejor calidad de vida.

Características del nuevo FVIII

Durante la conferencia de prensa sobre la presentación de este nuevo factor recombinante, la Dra. Yusimit Ledesma, directora médica en Bayer de México, detalló que este es el único tratamiento de factor VIII recombinante que ofrece la posibilidad de hacerse solo 2 infusiones por semana. Además, está diseñado para que haya un alto grado de correspondencia con el factor VIII natural del cuerpo, ya que está basado en la estructura de una proteína primaria con la cual se tiene más de 20 años de experiencia.

Por su parte, el Dr. Abenamar Méndez, gerente médico de la Franquicia de Hematología en Bayer, con especialidad en Hematología por el Centro Médico Nacional Siglo XXI, precisó que puede utilizarse en niños y adultos de manera segura y con la indicación de su especialista de cabecera.

Este nuevo desarrollo ofrece una vida media de alrededor de 14.3 horas, lo que permite una aplicación más espaciada, además de que es manufacturado libre de proteínas de origen humano y animal, lo que le otorga un perfil de seguridad único, añadió.

Nueva expectativa de vida para pacientes con hemofilia

Anteriormente, la expectativa de vida de una PCH (persona con hemofilia) era de aproximadamente 14 años. Actualmente y con los avances en las terapias, es de 74 años, similar a la de una persona que no cursa con la enfermedad.

Es importante que quienes padecen hemofilia sepan que con el tratamiento y la atención adecuados pueden llevar una vida normal, sin deformaciones y con una esperanza de vida igual a quien no padece la enfermedad, concluyeron los especialistas.