Algunos antibióticos han resultado ser eficaces contra el melanoma., según un estudio de investigadores de la Universidad de Lovaina (Bélgica), que examinaron el efecto de estos antibióticos en tumores de piel derivados de pacientes en modelos experimentales, y cuyos resultados publican en el ‘Journal of Experimental Medicine’.

“A medida que el cáncer evoluciona, algunas células de melanoma pueden escapar al tratamiento y dejar de proliferar para ‘esconderse’ del sistema inmunitario. Estas son las células que tienen el potencial de formar una nueva masa tumoral en una etapa posterior”, explica la investigadora del cáncer y bióloga del ARN Eleonora Leucci (KU Leuven).

“Sin embargo, para sobrevivir al tratamiento del cáncer, estas células inactivas necesitan mantener sus ‘centrales eléctricas’, es decir, las mitocondrias, encendidas en todo momento –prosigue–. Como las mitocondrias proceden de bacterias que, con el tiempo, empezaron a vivir en el interior de las células, son muy vulnerables a una clase específica de antibióticos. Esto es lo que nos dio la idea de utilizar estos antibióticos como agentes antimelanoma“, explica.

Efecto de los antibióticos

“Los antibióticos eliminaron rápidamente muchas células cancerosas y, por tanto, pudieron utilizarse para ganar el precioso tiempo necesario para que la inmunoterapia surtiera efecto –continúa Leucci–. En los tumores que ya no respondían a las terapias dirigidas, los antibióticos prolongaron la vida de los ratones y en algunos casos incluso los curaron”.

Los investigadores trabajaron con antibióticos que ahora, debido a la creciente resistencia a los antibióticos, sólo se utilizan raramente en las infecciones bacterianas. Sin embargo, esta resistencia no afecta a la eficacia del tratamiento en este estudio, explica Leucci. “Las células cancerosas muestran una alta sensibilidad a estos antibióticos, por lo que ahora podemos buscar su reutilización para tratar el cáncer en lugar de las infecciones bacterianas”, asegura.

Sin embargo, los pacientes con melanoma no deberían empezar a experimentar, advierte Leucci. “Nuestros hallazgos se basan en investigaciones en modelos experimentales, por lo que no sabemos la eficacia de este tratamiento en seres humanos. Nuestro estudio sólo menciona un caso humano en el que un paciente con melanoma recibió antibióticos para tratar una infección bacteriana, y esto resensibilizó una lesión de melanoma resistente a la terapia estándar”, apunta.