Los tratamientos con remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir e interferón tienen poco, o ningún efecto, sobre la mortalidad por COVID-19 en pacientes hospitalizados. Así se deduce del ensayo clínico Solidarity, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Han participado 11.330 pacientes de 405 hospitales en 30 países. Uno de los centros participantes ha sido el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, que ha participado en la inclusión de los primeros pacientes. Las conclusiones de esta investigación se han publicado en The New England Journal of Medicine.

El Clínico San Carlos, a través de su Fundación para la Investigación Biomédica, ha impulsado y ha coordinado en España este estudio a través de la plataforma de apoyo a la investigación clínica SCReN.

Expertos de la OMS han recomendado la elaboración de este ensayo clínico aleatorizado internacional para estudiar los antivirales mencionados. También se ha estudiado la terapia habitual no antiinfecciosa de cada centro sanitario. El estudio se ha realizado entre el 22 de marzo y el 4 de octubre de 2020. El objetivo ha sido determinar si alguna de las cuatro alternativas podría afectar a la mortalidad en pacientes hospitalizados. También han querido generar evidencia científica acerca de su eficacia para el tratamiento de la enfermedad covid-19.

Mortalidad por COVID-19

Las conclusiones del ensayo clínico han reflejado que “ninguno de los cuatro brazos o líneas de tratamiento en las que se ha basado este amplio estudio ha tenido efecto, al menos significativamente, en pacientes hospitalizados con COVID en relación con su mortalidad, momento de inicio de la ventilación o duración del ingreso hospitalario. En cuanto a remdesivir, que había mostrado previamente una reducción de la duración de la estancia hospitalaria no ha mostrado beneficios en cuanto a mortalidad se refiere en ninguno de los subgrupos”,  ha explicado Antonio Portolés, especialista en Farmacología del Hospital Clínico San Carlos.

Los pacientes han tenido una adherencia media al tratamiento del 95%. De ellos, 2.750 recibieron tratamiento con remdesivir, 954 con hidroxicloroquina, 1.411 con lopinavir/ritonavir, 2.063 con interferón (incluyendo 651 con interferón más lopinavir/ritonavir) y 4.088 el tratamiento estándar de cada uno de los hospitales participantes en el ensayo.

El 81% de los participantes en el ensayo era menor de 70 años, el 62% hombres y el 38% mujeres. De ellos, el 25% padecían diabetes y el 8% necesitó recibir ventilación mecánica. Durante el tiempo que duró el estudio fallecieron 1.253 pacientes cuyo riesgo, según el estudio, estaba determinado por varios factores, particularmente por la edad y el nivel de oxigenación.

Información y evidencia científica

Los expertos han indicado que ninguno de estos medicamentos ha mostrado resultados prometedores para el tratamiento de COVID-19. “Solidarity ha sido positivo porque ha conseguido generar abundante información y evidencia científica de que estas cuatro alternativas no han mostrado beneficios en cuanto a supervivencia se refiere. Por tanto, las investigaciones deben dirigirse hacia otros medicamentos que sí los pudieran ofrecer. Hay necesidad de contar con buenos tratamientos frente a esta enfermedad”, ha indicado Portolés. Este ensayo reúne el 75% de los pacientes tratados con remdesivir en ensayo clínico en el mundo hasta el momento.