Cientos de aspirantes a médico interno residente (MIR) y del resto de profesiones sanitarias se han manifestado este martes por las calles de Madrid. Una vez más reclaman al Ministerio de Sanidad la adjudicación en tiempo real de sus plazas. Esta manifestación se suma a la  concentración  celebrada hace dos semanas frente a la sede del Ministerio de Sanidad.

Los encuentros que han mantenido  los aspirantes MIR y el Ministerio de Sanidad, la última el 4 de junio, no han conseguido aún llegar a buen puerto. A pesar de las quejas y denuncias de las personas aspirantes, la última alternativa que ha propuesto el Ministerio no mejora la situación, según denuncian los manifestantes.

Para CESM, el problema es que con este sistema se vulneran las garantías de los aspirantes. “Queremos que los electores tengan las mismas garantías que se han tenido hasta ahora, y la única forma es teniendo la elección en tiempo real, no hay otra”, ha defendido.

La opinión de los aspirantes MIR

“Reclamamos una elección presencial con garantías y transparencia y ahora mismo no ofertan ninguna de las 3 cosas. No se está avanzando en las reuniones. Al principio parecía que iba a ceder un poco el Ministerio pero ya se ha visto que no. Ninguna medida nos favorece. Aparecen plazas y luego desaparecen. Es vergonzoso”, ha resumido Beatriz Ferrín, una de los aspirantes MIR.

Cabe recordar que, en 2020, el Tribunal Supremo obligó a rectificar al Ministerio y, finalmente, la elección fue tanto presencial como telemática, en un formato híbrido. Para esta convocatoria, Sanidad cambió la normativa y blindó la elección telemática, una opción que probablemente se mantendrá también en el futuro, una vez no haya pandemia.

El nuevo sistema de adjudicación de plazas MIR se reparte en cuatro días, en lugar de un turno único. Por cada día, se procederá a adjudicar las plazas en turnos de 2.000 personas. De esta forma se dan hasta 12 horas a los aspirantes MIR del siguiente turno para cambiar sus preferencias, en función de las plazas que siguen vacantes.