“Hay que proponer cambios, no solo tecnológicos o de procesos sino también organizativos. Debe haber un desarrollo a la par, hay que flexibilizar la organización y adaptarla a las nuevas necesidades de gestión”, así lo expone Francisco Marí, responsable del Área de Innovación y valor en la Gestión del Observatorio SEDISA de la Gestión Basada en Valor y miembro de la Junta Directiva de SEDISA. Con esta afirmación, el experto explica los retos para la implementación estratégica de la innovación de las organizaciones sanitarias. Lo ha hecho, durante la sexta vídeo-entrevista del Observatorio, que cuenta con la colaboración de Pfizer.

Francisco Marí asegura que “la innovación es una de las claves para cambiar las organizaciones y orientarlas a la obtención de resultados y a las prácticas de valor. Una de las palancas de transformación debe ser la innovación y los directivos debemos de ser capaces de fomentarla e impulsarla desde las bases”.

Cambios necesarios en el SNS

Según el experto, los cambios en el SNS son “un largo recorrido por hacer”. En concreto, en el sentido de que la transformación que necesita la Sanidad y la Gestión Sanitaria va en dirección a la aportación de valor que se traduce en la medición de resultados. También en tener en cuenta la experiencia del paciente y en poner en marcha iniciativas de no hacer. “Todo esto marcará el futuro. Este no solo depende de dichos cambios, también se encuentra marcado por iniciativas que permitan gestionarla para que sea efectiva. Igualmente, para que la organización esté alineada y que se utilicen indicadores”.

El Área de Innovación y valor en la Gestión tiene por objetivo la Innovación en la Gestión Sanitaria. Su meta es impulsarla como elemento clave mediante la recopilación y difusión de experiencias de éxito y la detección de nuevas tendencias. También trata de impulsar los cambios en el SNS y en la gestión de las organizaciones fijando la innovación y las nuevas fórmulas, buscando grupos colaborativos.