Un panel asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ha aprobado de manera unánime este miércoles el uso de la vacuna de la farmacéutica Pfizer contra el coronavirus para los menores de entre 12 y 15 años, por lo que se espera que en los próximos días se inicie el plan de inmunización de los más jóvenes.

Se prevé que ahora unas 17 millones de personas más pasen a formar parte del calendario de vacunación en Estados Unidos, que hasta el momento ya ha suministrado unas 263 millones de dosis aproximadamente, entre las cuales hay 117 millones que han percibido ambas dosis, lo que supone el 35,5 por ciento de la población total.

La decisión de los CDC se produce pocos días después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobara la autorización del uso de emergencia de las vacunas contra el coronavirus en niños de entre 12 y 15 años, aunque solo un pequeño grupo de estados, entre ellos Georgia y Carolina del Norte, habían indicado a los proveedores que comenzarán a inocular las primeras dosis a los más jóvenes.

Anteriormente, ya se había aprobado el uso de emergencia de la vacuna contra el coronavirus para los adolescentes de 16 años en adelante.

“Este es un paso más de gigante en nuestra lucha contra la pandemia. Se ve ya la luz al final del túnel del que hemos estado hablando. Se está volviendo más y más brillante. Y necesitamos que todos ustedes la traigan a casa. Los estadounidenses de 12 años en adelante deben vacunarse”, ha dicho Biden.

Biden ha vuelto a recalcar el objetivo de la Casa Blanca de llegar al 4 de julio con el 70 por ciento de la población de todo el país con al menos una de las dos dosis de la vacuna. Con más de 263 millones de dosis administradas, el 58,5 por ciento de los adultos han recibido al menos una inyección.