La incidencia del cáncer va en aumento. En el último año, a nivel mundial, se ha incrementado en un 65 por ciento respecto a 2018. En España, este año se han detectado más de 270.000 nuevos casos, siendo el cáncer colorrectal el tipo de cáncer más prevalente. En mujeres, es el de mama; en hombres, el de próstata.

La incidencia está aumentado, pero la supervivencia también es mayor, “situándose por encima del 50 por ciento en cáncer de pulmón, mama y colorrectal”, señala Encarnación González, secretaria general de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y oncóloga médico del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, en Granada, durante el XI Seminario de Periodistas, organizado por SEOM y MSD, en Aranjuez.

Una supervivencia que, según González, se ha conseguido gracias a las medidas de prevención, la incorporación de nuevos tratamientos, la medicina de precisión y la multidisciplinariedad. A la hora de elegir el tratamiento, “la elección es difícil. Los comités de tumores son vitales para esta decisión”, incide la especialista.

Ramón Colomer, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario La Princesa, en Madrid, considera que los comités multidisciplinares de tumores tienen impacto en la supervivencia. “Son una herramienta de calidad clave para el tratamiento del paciente con cáncer e importantes a nivel organizativo, pero no se le presta atención a nivel de gerencia”, explica Colomer.

Por qué existe impacto de los comités en supervivencia

Los comités de tumores, según Colomer, permiten un diagnóstico más preciso. “La estadificación del tumor es del 96 por ciento, frente al 63 por ciento si no hay comité; se siguen protocolos de diagnóstico con mayor frecuencia y un efecto de migración de estadíos”.

También, gracias a ellos, el tratamiento es más completo. “Una mayor proporción de pacientes reciben neoadyuvancia/adyuvancia”, explica Colomer, que especifica numerosos beneficios del trabajo multidisciplinar, tanto para los pacientes (confianza, satisfacción, mayor seguridad, reducción de los retrasos), como para los profesionales (oportunidad de establecer mejor tratamiento, establecimiento de protocolos, etc.) y para el servicio de salud (minimizar la duplicación de esfuerzo, mejora de la toma de decisiones, incremento en ensayos clínicos, etc.).

En refuerzo a la importancia de los comités, “un paciente con cáncer, independientemente del hospital donde esté, tiene que ser evaluado por un comité”, incide Ruth Vera, presidenta de SEOM, cuyo cargo finaliza dentro de un mes, en el próximo congreso de la Sociedad, que se celebra del 22 al 25 de octubre en Pamplona, y será asumido por Álvaro Rodríguez Lescure.

“En los últimos quince años, el desarrollo de comités es modélico. Ahora estamos en la fase de valorar la calidad y cómo mejorar”, ha señalado la presidenta de SEOM.

Además, Encarnación considera que es importante que los pacientes sean conocedores de que existe un equipo detrás trabajando. “Hay pacientes que no saben que existen los comités de tumores”, apostilla.

Incorporar a Enfermería en los comités

Por su parte, Ángeles Peñuelas, presidenta de la Sociedad Española de Enfermería Oncológica (SEEO), ha reivindicado durante el seminario que es esencial incluir a Enfermería en los comités de tumores. “Dentro del equipo multidisciplinar, la enfermera colabora en el seguimiento del paciente y en las toxicidades. Los oncólogos curan, pero cuidar corresponde a la Enfermería, y esta aún no está incluida en los comités”, ha hecho hincapié la especialista.

Para Ruth Vera, el problema es la formación de Enfermería en este campo. “Hay que exigir que exista Enfermería experta en Oncología”, afirma.

La clave de la curación está en el primer tratamiento

En cuanto a los avances, Ruth Vera mostró una valoración muy positiva. Cada vez se conocen más datos, en imagen, en técnicas de diagnóstico. Y, en tratamiento, Colomer incidió en que la clave de la curación de un tumor está en el primer tratamiento.

Las asignaturas pendientes en Oncología son, según Vera, tener registros con sistemas informáticos donde se pudieran analizar y registrar todos los datos nuevos, incorporar datos moleculares y buscar indicadores para medir la calidad. En esto último ya están trabajando algunos hospitales.

¿El paciente en los comités?

Otro de los temas debatidos durante el seminario SEOM-MSD fue la inclusión del paciente en los comités, algo que defendió Alfonso Aguarón, director de proyectos de Lung Cancer Europe (LuCE). Sin embargo, la presidenta de SEOM apuntó que las discusiones de los comités semanales no aportaban al paciente, pero otros comités diferentes sí, teniendo el problema de qué perfil de paciente incluir. “Tendríamos que capacitar al paciente para ello”, añadió.