El viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha aseverado este lunes que quedan "semanas duras" en la gestión de la pandemia, pues se prevé que los contagios por la variante ómicron de coronavirus continúen al alza durante dos semanas más en la región.

"Estamos en ascenso de la variante ómicron. El primer caso fue el 29 de noviembre, la primera semana de diciembre ya se dio transmisión comunitaria y es dominante desde mediados de diciembre. La previsión es seguir subiendo durante dos semanas, tanto acumulada, ingresos y UCI", ha manifestado en una entrevista en ‘Onda Madrid’, recogida por Europa Press, donde ha detallado que la incidencia acumulada a 14 días se sitúa en 1.721 con 1.042 hospitalizados, a datos de ayer.

Comportamiento de ómicron

Con la referencia de su comportamiento en Sudáfrica, Zapatero ha explicado que "el pico de ómicron es muy vertical, que sube en 3-4 semanas", por lo que "en Madrid todavía queda una situación de ascenso de dos semanas". "A partir de ahí espero que si se comporta igual, que esto va más ligado a la característica del virus, entiendo que empecemos a bajar", ha remarcado.

Ingresa el 2%

Si bien, ha reiterado que esta sexta ola de la pandemia "no tiene nada que ver desde el punto de vista asistencial con las olas previas", puesto que en Madrid durante la tercera ola, el pasado mes de enero, ingresaba el 20% de contagiados y ahora es el 2%. Apunta que esta variante es "clínicamente más leve".

La Comunidad de Madrid notificaba ayer 5.626 casos COVID, 3.764 de ellos en las últimas 24 horas, y nueve fallecidos en los hospitales, según el informe de la situación epidemiológica.