Según el IV Estudio de Salud y Estilo de Vida Aegon,  casi uno de cada cuatro españoles se automedica sin prescripción médica. El dato indica que, a pesar de la notable reducción experimentada en 2020, hay un ligero repunte en 2021, en concreto de 1,3 puntos porcentuales. Esto significa que los españoles se automedicaron más den 2021.

Casi el 40 por ciento de los españoles de automedicaron porque saben lo que les va a recetar el médico, teniendo en cuenta los síntomas que experimentan. Este ha sido el motivo que más ha crecido respecto a 2020 (más del 12 por ciento). El segundo motivo más común de automedicación, que representa al 36 por ciento de los encuestados, es para tratar enfermedades que no se consideran graves. En tercer lugar, acumulando un 17,6 por ciento, los encuestados señalan las largas listas de espera para conseguir cita. Por otro lado, la razón de no perder el tiempo en ir a consulta se ha visto reducida un 12 por ciento frente a 2020.

Preocupa ver que de las personas que afirman automedicarse, muchos afirman utilizar productos por prescripción de un influencer o famoso. Es decir, terceros que no son profesionales de la salud. Es el caso de productos para tratar enfermedades leves como catarros (21,3 por ciento) o suplementos vitamínicos (15 por ciento). En este caso, son más hombres los que afirman recurrir a influencers o famosos en una mayor medida respecto a las mujeres (23,3 vs 17,9 por ciento).

Con qué medicamentos se automedicaron los españoles

Cabe destacar que, en la mayoría de los casos, los medicamentos más consumidos sin prescripción son de tipo antiinflamatorios/analgésicos (76,9 por ciento), Estos están seguidos de antibióticos (12,9 por ciento) y ansiolíticos y/o antidepresivos (11,1 por ciento).

En relación a en qué comunidades se automedicaron los españoles, destacan el caso de Madrid, alcanzando al 33 por ciento de toda la región. Esta dobla la cifra registrada el año anterior (16 por ciento). En segundo lugar, se posiciona Cataluña, con un 28 por ciento de encuestados que afirma automedicarse. Además, Canarias ocupa la tercera posición con un 27,8 por ciento de los encuestados. Por otro lado, Extremadura es la comunidad en la que menos se realiza esta práctica, con un 11,8 por ciento.

Por último, si atendemos al género, las mujeres son más propensas que los hombres a tomar medicamentos sin prescripción médica (28,2 vs 20,5 por ciento). Una cuestión a destacar teniendo en cuenta que el año pasado fueron los hombres los que más recurrían a esta práctica (24,7 vs 21,60 por ciento).