Ante la publicación del nuevo estudio en The New England Journal of Medicine sobre la influencia de la genética a la hora de tener un mayor riesgo en COVID-19, los expertos ya han opinado del tema. En concreto, desde la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) opinan que este trabajo abre la posibilidad de avanzar en el cribado de pacientes.

“Los resultados de este estudio permiten avanzar en la identificación de los pacientes de mayor riesgo que necesitarán ingreso en las Unidades de Cuidados Intensivos”, argumenta Ricard Ferrer, presidente de SEMICYUC. El experto, que ha participado en el estudio como responsable del Servicio de Medicina Intensiva en el Hospital Vall d’Hebron, insiste en que el trabajo también permite conocer mejor la fisiopatología de la enfermedad. Todo ello,  “mediante la identificación de estos genes implicados”.

Pacientes COVID-19 de mayor riesgo en UCI

A diferencia de otras investigaciones sobre la COVID-19 publicadas en los últimos meses, en las que la base de referencia eran pocos pacientes, en este fueron analizados los datos de más de 1.500 personas de siete hospitales. Todas ellas fueron hospitalizadas en las UCI de los focos principales de la pandemia tanto de Italia (Milán y Monza) como de España (Madrid, Barcelona y San Sebastián). La edad media de los pacientes estaba entre los 64 y 69 años y eran en su mayoría varones.

Las conclusiones del estudio permiten abrir la puerta al desarrollo de estudios genéticos que puedan determinar el riesgo de un paciente a contraer la infección de forma grave. Así mismo, arrojan certidumbre sobre la fisiopatología subyacente de los mecanismos de la infección, así como permiten crear perfiles más fidedignos de los pacientes.