“Los futuros médicos serán mejores”, sostuvieron Lourdes Lledó, decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá y Jesús Millán, catedrático y jefe de Medicina Interna en el Gregorio Marañón.

Los expertos participaron en el encuentro virtual de Argumentos Cruzados, impulsado por la Cátedra de Educación Médica Fundación Lilly-UCM, donde analizaron los retos y las oportunidades de la educación médica ante el escenario actual.

Tras la pandemia nuestra facultad ya es distinta, al igual que los estudiantes, los facultativos y los especialistas serán distintos. Y serán mejores”, sentenció el profesor Millán.

Según opinó, la pandemia ha tenido una parte trágica de respuesta casi épica, heroica, con muchas bajas, “pero ha ayudado a identificar en muchos estudiantes el sentido de la Medicina”.

Así también se manifestó Lledó. “Las crisis, por terribles que sean, motivan a la sociedad a innovar para superar esa situación. Las lecciones aprendidas harán a los estudiantes mejores médicos y especialistas”.

En este encuentro virtual, impulsado por la Cátedra de Educación Médica Fundación Lilly-UCM, los expertos sostuvieron que la pandemia ha modificado muchos paradigmas en los estudios de Medicina
La decana Lourdes Lledó, Jesús Millán y Fran Goiri, el periodista que moderó el encuentro.

Cuando estalló la pandemia, el alumnado entró en shock y se tuvo que acomodar a la enseñanza online. “Lo vivimos como un momento dramático porque todos los estudiantes desaparecieron de las facultades, de los hospitales y centros de salud”, explicó Lledó.

La situación generó, durante unos días, incertidumbres, no solo entre los estudiantes, sino en los docentes e investigadores. “Dominó el no saber qué hacer”, reconoció la decana.

Valores para los futuros médicos

Para el profesor Millán, nunca fue fácil ser médico, pero mucho menos en tiempos de pandemia. “Esto ha favorecido la formación, no solo de conocimiento de los alumnos, sino también en valores”.

Porque, como coincidieron en señalar, los alumnos percibieron el altruismo, la generosidad y la entrega, el trabajo en equipo de todos los sanitarios. “Eso ha sido una gran clase práctica”.

Jesús Millán, catedrático y jefe de Medicina del Hospital Gregorio Marañón.

Las pérdidas que hayan podido sufrir al no poder acudir a las aulas, según Millán, las compensarán con creces. “Volverán a las actividades prácticas con todas las medidas se seguridad posibles”.

En los meses críticos, la relación de los alumnos y el profesorado fue de estrecha colaboración. “Los estudiantes se organizaron, pero no fuimos capaces de determinar aspectos prácticos”, reconoció la decana.

“Hay estudiantes de sexto grado que perdieron su formación práctica, pero se sintieron absolutamente compañeros y parte de la profesión”, recalcó Lledó.

A su juicio, el hecho de que llamaran a filas a los MiR y que tuvieran que meterse “en los centros, fue para ellos un gran aprendizaje”, aunque manifestó sus dudas de que determinadas especialidades hayan ganado supeditadas a las Urgencias.

Formación teórica y virtual

Millán también consideró que la formación teórica virtual se debe mejorar. “El reto que tenemos por delante es optimizar la enseñanza online; hay que ir hacia la Universidad el coronacer”.

Asimismo, en el encuentro subrayó que la pandemia ha demostrado la utilidad de la troncalidad; “los equipos multidisciplinarios que han estado al frente de la lucha contra el virus lo han demostrado”.

Lledó sostuvo que ha llegado la hora de la reforma del examen MIR. “Hay que reflexionar sobre el tipo de prueba, porque tal vez haya que incorporar otros aspectos como la empatía”.

La decana fue más contundente al señalar que en marzo y abril, las facultades no estaban preparadas para la enseñanza online, “faltaban herramientas y los recursos no eran buenos”.

En este sentido, explicó que las universidades en los últimos meses han llevado a cabo medidas para dotarlas de medios excepcionales para la formación online, “que nunca sustituirá la docencia presencial”.


En este encuentro virtual, impulsado por la Cátedra de Educación Médica Fundación Lilly-UCM, los expertos sostuvieron que la pandemia ha modificado muchos paradigmas en los estudios de Medicina
La decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá, Lourdes Lledó

Sin equidad en las facultades

Para Lledó se tenderá a una formación dual, “a modelos de enseñanza mixtos, mucho mejor preparados que actualmente: En una exposición no hay problemas, estos surgen con las dudas”, reconoció.

El catedrático y la decana también coincidieron en la falta de equidad en las facultades. “La pandemia lo ha puesto de manifiesto. Hay que ir hacia un aprendizaje transversal”.

Como remarcó  Millán, “la formación virtual tiene sus riesgos; no vayamos a pasarnos de frenada y ver y hablar menos con los pacientes, basando los diagnósticos en pruebas de laboratorios  y ponerlos en manos de técnicos”.

No contemplan la posibilidad de que los alumnos de sexto grado de Medicina, en este curso, no puedan hacer las prácticas. “Es una incógnita lo que pasará, pero no nos planteamos que el rotatorio de estos estudiantes se suspenda”, explicaron.

Los dos expertos fueron optimistas ante el inicio del curso y manifestaron su confianza tanto en los alumnos y los profesores más jóvenes. “El futuro de la profesión y de la formación de los médicos está en buenas manos”, dijo Millán.

Para Lledó, los médicos están asumiendo retos. “Tenemos que tener fuerza, ilusión, innovación; ser realistas, pero adaptándonos a la situación. Esto se conseguirá con optimismo, ilusión y colaboración”, añadió.