El Colegio y Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid ha publicado una traducción de la guía de Erwan´Her, jefe del Servicio de Medicina Intensiva y Reanimación del CHRU Brest (Francia), un protocolo de ventilación múltiple con un solo ventilador.

Así, con el objetivo es aumentar la capacidad de ventilar artificialmente en caso de afluencia de un gran número de personas afectadas, esta publicación ha sido revisada en colaboración con Carles Calaf, especialista en enfermería médico-quirúrgica y tecnologías hospitalarias para críticos y por sus expertos.

El protocolo establece una serie de “arreglos” de las conexiones estándar, solo si responden a medidas internacionales, de forma que cada paciente quede conectado a la válvula inspiratoria y a la válvula de exhalación del ventilador, a través de conectores dobles o cuádruples.

Todo ello siempre teniendo en cuenta que todas estas recomendaciones deben ser entendidas como medidas de extrema urgencia, de uso limitado al contexto y supervisadas por profesionales asistenciales debidamente entrenados y formados.

No obstante, el documento advierte de la importancia extremar la vigilancia de los pacientes a los que se aplique esta ventilación múltiple, ya que hay que considerar el riesgo de contaminaciones cruzadas entre pacientes. Para ello se recomienda usar si es posible circuitos cerrados de aspiración, para evitar desconexiones que provoquen colapso pulmonar.

De esta forma plantea diferentes opciones como la ventilación por control del volumen o la ventilación por control de la presión como opción preferente.

Este documento se publicó el 20 de marzo de 2020, para su posible aplicación en aquellos hospitales que sea necesario.