La Asociación de Inspectores de los Servicios Sanitarios de Castilla y León ha retomado las reuniones con los responsables sanitarios y políticos de esta Comunidad Autónoma para, además de presentar su trabajo, exigir que se les incluya en la carrera profesional, como al resto de los profesionales sanitarios del Servicio Público de Salud de la región (Sacyl).

Esta reivindicación fue el principal asunto tratado en la reunión mantenida, en el mes de noviembre, por la Junta Directiva de la asociación con responsables de la Consejería de Sanidad de Castilla y León. Una situación en la que se encuentran los inspectores de esta región desde que se transfirieron las competencias sanitarias a las autonomías, hace 17 años.

En dicho encuentro, al que asistieron la propia consejera de Sanidad, Verónica Casado, el director gerente regional de Salud, Manuel Mitadiel, y el director general de Sistemas de Información, Calidad y Prestación Farmacéutica, José Ramón Garmendia, las autoridades sanitarias reconocieron el valor de la Inspección y manifestaron su intención de buscar alternativas para reparar la situación en la que se encuentra el colectivo de médicos y farmacéuticos inspectores.

En el mismo sentido, la Asociación de Inspectores se ha reunido también con los responsables de los principales partidos políticos en las Cortes de Castilla y León: Partido Popular, PSOE y Ciudadanos, con el objetivo de reparar la situación generada con la Ley 7/2019, de 26 de marzo, de 19 de marzo, de implantación y desarrollo de la carrera profesional de los empleados públicos de la Administración de la Comunidad de Castilla y León. En esta normativa se ha excluido expresamente de la carrera profesional sanitaria a los inspectores médicos y farmacéuticos. Según los portavoces de la asociación, los políticos han comprendido la situación y se han comprometido a subsanar esta situación que los inspectores califican de “injusta”.

No obstante, desde la asociación prefieren ser cautos y mantener una actitud vigilante para que “todas estas buenas voluntades se plasmen a nivel legislativo y podamos optar a una carrera profesional sanitaria, ya que somos los únicos profesionales sanitarios del Servicio Público de Salud que no hemos podido acceder”, ha explicado Miguel Ángel Montalvo, médico inspector de Zamora y vicepresidente de la Asociación de Inspectores de los Servicios Sanitarios de Castilla y León.

“Además, sería necesaria una convocatoria extraordinaria que nos permita acceder al grado personal que a cada uno de nosotros nos pueda corresponder por nuestra trayectoria en la profesión inspectora”, concluye Montalvo.