Los intensivistas adaptan el transporte con soporte ECMO a los pacientes con COVID-19. La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) ha comentado que los avances médicos han permitido que Medicina Intensiva, en colaboración con otras especialidades, haya podido “asumir nuevos retos en materia de transporte de pacientes críticos”. El transporte de pacientes que necesitaban oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO por su nombre en inglés) ha experimentado una gran adaptación con motivo de la pandemia.

Así lo ha explicado Paula Burgueño, coordinadora del Grupo de Trabajo de Transporte Crítico de la SEMICYUC. “El intensivista es necesario en la fase previa al traslado y en la recepción. Ofrecemos seguridad cuando se trata de un traslado complejo y nos volvemos imprescindibles cuando se requiere soporte ECMO”, explica la doctora

Transporte con soporte ECMO

Por su parte, Jordi Riera, director del Programa ECMO Adulto del Hospital Vall d’Hebron (Barcelona), ha indicado que “el perfil del paciente que necesita transporte ECMO es joven, sin comorbilidades importantes y con un evento agudo reversible”.

Este transporte se ha tenido que adaptar a los protocolos COVID-19. “Tenemos nuevas dificultades como la necesidad de usar equipos de protección individual, que pueden entorpecer en cierto grado el movimiento y la visión. También la técnica en sí se ha modificado”, ha añadido.

Avión y ambulancia para el transporte de pacientes críticos.Desplazamientos en avión

Cuando se lleva a cabo en un avión, hay que tener en cuenta, además, el reducido espacio de la cabina. “Limita los movimientos y los cambios de posición de los elementos intervinientes. Hay que ser muy meticulosos en el mantenimiento de las medidas de prevención de contagio de los operadores. También resulta fundamental una planificación cuidadosa y una adecuada comunicación”, ha señalado Jordi Riera.

También ha comentado los cambios Eduard Argudo, coordinador adjunto del GT Transporte Crítico e intensivista especializado en transporte en ECMO en el Hospital Vall d’Hebron. “La anticipación a los problemas es clave para prevenirlos y dar seguridad a todo el operativo”, ha dicho.