Ante la formación de un nuevo Gobierno, los investigadores en cáncer exigen la puesta en marcha un mínimo de siete medidas a corto plazo que palíen los problemas que se llevan sufriendo en el sector desde los últimos quince años. De esta forma, desde la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer  (ASEICA) se ha emitido un comunicado en el que han valorado con “moderado optimismo” la continuidad de Pedro Duque al frente del Ministerio de Ciencia e Innovación.

“Hasta ahora, el Ministro ha hablado más de lo que ha hecho. Esto ha llevado a que los problemas previos existentes se hayan cronificado y, en muchos casos, agravado en vez de haber sido solucionados. Esperemos que en esta legislatura Pedro Duque sea más proactivo para acometer y solventar los problemas pendientes que tiene nuestro sistema de I+D+i”, ha explicado Xosé Bustelo, presidente de ASEICA.

Batería de medidas

En cuanto a las medidas propuestas, ASEICA plantea, en primer lugar, la simplificación de los trámites burocráticos, los cuales están haciendo la vida de los científicos cada vez más complicada en cuanto a la gestión de sus proyectos de investigación. A continuación, proponen el incremento sustancial de la financiación de proyectos de I+D+i, que remedie el atraso acumulado durante estos últimos quince años y que está afectando seriamente la viabilidad y competitividad de los grupos de investigación españoles.

En esta línea, también reclaman la ejecución del 100 por cien de las partidas destinadas al sistema de I+D+i; además del aumento de las partidas destinadas a la formación y captación de talento tanto de la AEI como del ISCIII; el fortalecimiento de la AEI, a través de un incremento de su personal y de la implementación de presupuestos plurianuales; y solventar el problema de financiación creado a los grupos de investigación por culpa de la implementación del nuevo calendario de proyectos de la AEI.

Por último, en materia de investigación del cáncer especifican medidas como implementar una Estrategia de Investigación en Cáncer que aborde los retos pendientes de diagnóstico y tratamiento de pacientes; la puesta en marcha de un programa puntero de medicina personalizada; el fortalecimiento de iniciativas de investigación cooperativas como es el Centro de Investigación Biomédica en Red de Cáncer (CIBERONC); apostar decididamente por programas de ensayos clínicos iniciados por investigadores; y favorecer y valorar la actividad investigadora en el personal perteneciente al Sistema Nacional de Salud.