Los mayores de 80 años solo recibirán la vacuna de Pfizer-BioNTech o Moderna contra la COVID-19, es decir, las basadas en ARNm. Así lo ha anunciado Carolina Darias, ministra de Sanidad, después de presidir por primera vez el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS). Según ha avanzado, la Comisión de Salud Pública decidirá este jueves los rangos de edad fijados para la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca. Respecto a la vacuna de Rusia, Sputnik, Darias se ha remitido a la decisión de la Agencia Europea del Medicamento.

La Comisión de Salud Pública también ha establecido que la segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford se administre en un intervalo de 10 a 12 semanas desde la primera.

Los mayores de 80 años

Por su parte, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), ya ha comentado esta semana que “es muy posible” que la vacuna de AstraZeneca se recomiende solo para grupos más jóvenes. A la espera de conocer la decisión respecto a los mayores de 80 años. El motivo es la falta de evidencia científica en mayores en los ensayos clínicos realizados por la compañía.

“Con la información disponible hasta la fecha, los ensayos clínicos no se han realizado en personas mayores de aproximadamente 55 años. Al no tener evidencia de efectos secundarios y eficacia en estos grupos, se recomienda para grupos más jóvenes que sí han formado parte de estos ensayos. A falta de alguna información, entiendo que se será prudente”, ha puntualizado.

Así, ha dicho que España podría seguir el ejemplo de Alemania, cuyos expertos en vacunación apuntaron la posibilidad de no vacunar a mayores de 65 años con la inyección de AstraZeneca. “Por lo que he oído, aunque es muy preliminar, es muy posible que en la Unión Europea tendamos a lo que ha recomendado Alemania”, pormenorizó Simón.

Por otro lado, Darias ha indicado que los próximos grupos prioritarios de vacunación deben decidirse en el Grupo de Trabajo Técnico de Vacunación COVID-19 de la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones del Ministerio y, posteriormente, en la Comisión de Salud Pública. “Tendremos que esperar a ver cuál es el criterio que adoptan y seguiremos con nuestro plan de vacunación, consensuado y compartido. Esperemos que en la Comisión de Salud Pública alcancemos el acuerdo que todos estamos esperando”, ha añadido.

Plan de vacunación

Asimismo, Carolina Darias ha informado de que España recibirá hasta 1.810.575 dosis de la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19 durante febrero. Llegarán “entre el día seis y el ocho” de este mes. “Supone una gran noticia para todos”, ha comentado. También ha indicado que Pfizer y BioNTech entregarán este mes 1.779.579 vacunas, y otras 2.750.040 en marzo.

Por su parte, llegarán a las comunidades autónomas hasta 412.000 dosis de la inmunización de Moderna. Así, en este mes se va a conseguir que lleguen a España unos 2,3 millones de dosis, tal y como había avanzado la ministra en sus comparecencias de los últimos días.

Según estas cifras, Darias ha reivindicado que el ritmo de vacunación es adecuado en función de las vacunas recibidas”. “Sobre los grupos de vacunación, hay un porcentaje muy elevado del grupo 1 que ya han recibido la segunda dosis, y va a buen ritmo el grupo 2”, ha indicado.

Así, ha esgrimido que “ahora mismo la dificultad está en la llegada de las dosis, no en la administración de las vacunas”. Ha recordado que durante la campaña de gripe se vacunaron 18 millones de españoles. A partir del segundo trimestre del año, se espera la llegada de nuevas vacunas, lo que “permitiría acelerar el ritmo de la vacunación”.

Estadísticas de la COVID-19

Por otra parte, la ministra ha valorado los datos publicados este miércoles por el Ministerio en relación a los contagios. “Hemos bajado en torno a 84 puntos en los últimos siete días. Con toda la cautela, ya empieza a adquirir tendencia de descenso en la incidencia acumulada”, ha resaltado.

En cualquier caso, ha advertido de la “alta ocupación” de camas hospitalarias convencionales y en unidades de cuidados intensivos (UCI). “Vienen semanas complicadas para las comunidades autónomas con un nivel de hospitalización tan elevado. Sin embargo, empezamos a observar un descenso que demuestra la eficacia de las medidas que han puesto en marcha las CCAA”, ha indicado.