Farmaindustria ha emitido un comunicado en el que aporta datos sobre la realidad del gasto farmacéutico en medicamentos contra el cáncer, ante las últimas noticias que han surgido al respecto. En el mismo, la patronal farmacéutica aclara, entre otras cifras, que el coste de los medicamentos contra el cáncer sólo supone el 10 por ciento del gasto farmacéutico público y se mantiene estable.

Asimismo, ha querido insistir en la idea de que en el caso de los ensayos clínicos, 8 de cada 10 de los aprobados en España están promovidos directamente por compañías farmacéuticas. Esto supone que las compañías se hacen cargo de toda su financiación, incluido el suministro gratuito al hospital de los medicamentos necesarios para los ensayos, las pruebas diagnósticas relacionadas y el seguimiento de los pacientes participantes.

En cuanto a la propia investigación, cabe tener en cuenta que desde que se empiezan a investigar las primeras moléculas prometedoras hasta que el fármaco o vacuna llega al paciente son necesarios unos 10-14 años y una inversión de más de 2.400 millones de euros. Es en las fases iniciales de investigación cuando las fases iniciales, las compañías colaboran con centros de investigación públicos y privados, participando en la financiación de sus proyectos.

No obstante, debido a los enormes costes que supone el proceso de I+D, así como a los riesgos inherentes a esta actividad (se estima que sólo una de cada 10.000 moléculas inicialmente investigadas llegan finalmente a convertirse en medicamentos y que sólo tres de cada diez medicamentos comercializados logran recuperar la inversión efectuada), la experiencia y financiación de la industria se hacen imprescindibles conforme avanza el desarrollo.

El proceso de fijación de precios

En cuanto al proceso de fijación de precios de los fármacos innovadores en España responde a un modelo regulado, garantista y colegiado. De esta forma, la fijación de precios se hace siempre de modo motivado y conforme a criterios objetivos establecidos en la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios. Los representantes de ministerios y CC.AA participantes cuentan, a su vez, con el asesoramiento de expertos en la materia.

Además, en la decisión de precio y financiación pública se valora especialmente la utilidad terapéutica del medicamento y su grado de innovación, siempre en el marco de la aplicación efectiva del principio de financiación selectiva de medicamentos, principio que debe inspirar la incorporación de todo medicamento al SNS.

Por todo ello, desde Farmaindustria matizan que “abordar la cuestión del precio de un determinado fármaco desde posicionamientos meramente ideológicos y simplistas, sin tener en cuenta todos estos factores, es tratar de generar un debate que no se ajusta a la realidad del sector ni a los estándares internacionales de I+D de la industria farmacéutica innovadora ni, más importante aún, a la realidad de la aportación de los medicamentos innovadores”.