El Sindicato Médico de Cataluña (MC) ha vuelto a alertar sobre la necesidad de mejorar las condiciones laborales y retributivas de los profesionales. “Hay que hacerlas más atractivas o los problemas crecerán, ya que no somos capaces de retener el talento que generamos”.

Este fue el mensaje lanzado con máxima preocupación por el sindicato de la organización medica al hilo de celebrarse la Asamblea General de  Compromisarios de la organización celebrada recientemente en la sede de Barcelona.

Desde la dirección, advierten que la progresiva jubilación de los facultativos que pertenecen a la generación del baby boom -nacidos entre 1945 y 1965- debe poner en alerta a las administraciones sanitarias, ya que “la demanda de médicos y médicas en Europa es muy grande y las condiciones que ofrecen son mucho mejores”. En este sentido, el sindicato ha remarcado que en Cataluña se forman facultativos suficientes para cubrir las bajas por jubilación, “pero tenemos un problema de capacidad de retención del talento”.

En este sentido, tanto el presidente y el secretario general del sindicato médico, Jordi Cruz y Josep Maria Puig, respectivamente, han hecho balance de la gestión de MC en el año 2019. La buena marcha de la afiliación, que desde el año 2016 se ha incrementado en 1.000 facultativos, llegando a los 9.500 miembros, y los resultados obtenidos en las elecciones del Instituto Catalán de la Salud (ICS), celebradas en marzo del año pasado, en las que la organización fue la primera fuerza en el ámbito de la AP por duocédimo año consecutivo y la segunda en número total de delegados, han sido los hitos institucionales más destacados por los dirigentes sindicales.

Asimismo, han resaltado la labor de “marcaje” al ICS respecto a la implantación del acuerdo de salida de huelga de los facultativos de Atención Primaria de la empresa pública, con denuncia incluida ante Inspección de Trabajo por no reducir la sobrecarga asistencial según los parámetros pactados con el sindicato.

“Los tribunales: una de cal y otra de arena”

En cuanto a la actuación jurídica, los responsables de la organización han afirmado que los tribunales “nos han dado una de cal y otra de arena”. Por un lado, el bloqueo por parte del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de las medidas acordadas con las patronales de la red concertada para evitar la huelga de facultativos del sector, a la espera del recurso que el sindicato ha presentado ante el Tribunal Supremo, y, por otro, la  violencia definitiva en el conflicto del prorrateo de las guardias y otros complementos en la retribución de las vacaciones.

Los objetivos que se fijan ambos responsables del sindicato para el año 2020 pasan por la consolidación del crecimiento de la afiliación, un mayor acercamiento a los profesionales del territorio y la mejora de la unidad de acción de los diferentes sectores de la organización.

Los compromisarios que han asistido a la asamblea han aprobado por unanimidad los informes de gestión de presidencia y secretaría general, las cuentas del ejercicio de 2019 y el presupuesto para 2020. Una propuesta planteada por uno de los asistentes también ha recibido el aval unánime del órgano: MC destinará anualmente el 1 por ciento de su presupuesto a colaborar con causas solidarias y proyectos de cooperación.