Los médicos de Cataluña han mostrado al Departamento de Salud de la Generalitat su preocupación por la permanente e ininterrumpida pérdida de talento médico en la Sanidad catalana. Por lo que le exigen que, de inmediato, mejoren las condiciones laborales de los profesionales sanitarios para paliar la constante “sangría” que se está produciendo en la Sanidad pública.

El Sindicato Médico (MC) se refiere al goteo sistemático de facultativos que están demandando el certificado de idoneidad, expedido por la Organización Médica Colegial (OMC), para convalidar el título de Medicina para ir a trabajar a otras ciudades europeas, tal y como señalan los datos de fin de año.

En este sentido, tal y como han adelantado desde MC, Cataluña se halla por cuarto año consecutivo como la comunidad autónoma que más solicitudes (792) ha registrado -un 68 por ciento más que el pasado año- situándose por delante de Madrid, Andalucía y Valencia.

Desde Asociaciones, centrales y el MC censuran con dureza la “escasa capacidad de los responsables sanitarios de Cataluña para retener el talento médico que busca en otros países nuevas y mejoras oportunidades profesionales”. Por ello, el secretario general de MC, Josep María Puig, insta al Ejecutivo a mejorar las condiciones de trabajo que permitan paralizar la “sangría” de bajas, aunque sostiene también que no todos los médicos que piden este certificado acaban finalmente marchándose, “pero sí han tenido la intención de hacerlo”.

Desde la organización médica consideran que el actual Gobierno tiene en sus manos la oportunidad de poner en marcha nuevas políticas sanitarias para incrementar de forma significativa el presupuesto destinado a Salud en 2019. Este será el único modo, ha apuntado el dirigente sindical, de dignificar la profesión médica. ”Hay que aumentar los recursos humanos del sistema, así como los materiales destinados a la asistencia sanitaria y conseguir retener a los profesionales jóvenes formados aquí. Todo ello beneficiará en una mejor atención a la población”.

20 millones más para atención sanitaria

Por otro lado, Salud  ha reforzado la  atención sanitaria urgente durante el periodo de invierno 2018-2019 con cerca de 20 millones de euros, de los cuales (13,4 millones) irán a parar  a la atención hospitalaria, mientras la AP contará por vez primera con una partida propia de   de 3,2 millones, y otros 3,1 serán para la sociosanitaria.

Según sostienen desde el Departamento la partida presupuestaria para la Atención Primaria tiene como objetivo garantizar la presencia de profesionales sanitarios en fechas críticas como el invierno, así como aumentar la atención a domicilio de los pacientes crónicos. La partida extra permitirá que los médicos dispongan de una agenda más flexible y puedan atender también a los pacientes que no tengan cita previa.

Del mismo modo que el pasado año, el Servicio Catalán de Salud (CatSalud) ha puesto en marcha 23 planes de contingencia territoriales que persiguen dar respuesta a las necesidades de atención según la presión asistencial. Asistencias que se realizan con el visto bueno de los comités formados por los propios sanitarios.