La Plataforma ‘APSemueve’ reivindica, entre otras cuestiones, dotar a los médicos de Atención Primaria de más recursos, en concreto un 25 por ciento más de inversión, y ofrecer más calidad asistencial, con un tiempo máximo de 12 minutos por consulta y 28 pacientes al día. Para ello, estiman que es necesario cubrir las necesidades de esta área asistencial con una mayor plantilla y con más suplentes en épocas de vacacionales; en definitiva, mejorar las condiciones laborales de estos profesionales médicos, señalan.

Son algunas de las propuestas que este movimiento ha recogido en un documento que ha hecho llegar a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, a las organizaciones profesionales, sindicales, ciudadanas y partidos políticos. En él explican las duras condiciones de trabajo a la que están sometidos, y que a su juicio están provocando una “fuga” de profesionales hacia otros países y comunidades autónomas.

Ante dichas reivindicaciones la Junta Directiva del Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM), asesorada por la Mesa de Médicos de Atención Primaria, se ha pronunciado y ha manifestando su conformidad y sintonía con las propuestas presentadas desde la Plataforma ‘APSemueve’. Peticiones, muchas de ellas recogidas en la PNL 60/19 RGE7805, y aprobadas por unanimidad en la Asamblea de Madrid el pasado 24 de octubre de 2019. De esta manera, desde la sede colegial de los médicos madrileños se ratifica la solicitud de mejoras de las condiciones de trabajo de los médicos y pediatras de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud.

Unas reivindicaciones que tienen por objeto lograr un sistema sanitario de calidad, sostenible, seguro para los pacientes, y garante de la equidad entre los ciudadanos. Por ello, se insta a la Consejería de Sanidad a implementarlas y a la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid a liberar los medios necesarios para ello de forma urgente.

El movimiento #APsemueve fue credo hace pocos meses por cerca de 1.200 médicos de AP como medio de reflexión y debate con el objetivo de evitar el colapso de la Atención Primaria de Madrid.