La Atención Primaria de Madrid dice encontrarse peor que nunca, y estar reorganizándose para asumir las tareas extraordinarias generadas por la pandemia, ante la falta de refuerzos e instrucciones sobre las mismas. Así lo ha puesto de manifiesto la Plataforma ‘AP se mueve’, que ha insistido en que las plantillas de AP de Madrid siguen siendo las mismas que eran, sin que los anunciados refuerzos hayan llegado.

Tal y como alegan, con Madrid en fase 1, y las conocidas restricciones al aforo de locales comerciales y de ocio, la Consejería, en contra del criterio de los profesionales, quiere abrir el acceso de pacientes a los centros de salud sin control clínico previo.

Mientras tanto, la realidad es que, ante la falta de instrucciones y las limitaciones de aforo y seguridad, los equipos han organizado triajes en la puerta de los centros y consultas telefónicas donde un clínico valora la necesidad de atención presencial. Todo ello sin que la Consejería haya informado a la población de esta reorganización, ni haya conseguido refuerzos para los medios telefónicos o las plantillas de las unidades administrativas, por lo que un sector de la población cree que los centros de salud están “cerrados”.

Situación actual

Por el momento, desde ‘AP se mueve’ informan de que la cita telefónica con un profesional sanitario permite la adecuada valoración de los motivos clínicos de la demanda. Actualmente, muchas se realizan de forma proactiva por el profesional, que quiere valorar y revisar a sus pacientes mayores, crónicos y/o de riesgo, o con patología aguda en seguimiento, muchos de los cuales no acceden a las citas por los sistemas alternativos de cita. Para evitar aglomeraciones y poder gestionar los recursos, los profesionales recomiendan el acceso telefónico a los centros de salud, salvo motivo urgente.

Por último, los médicos de Atención Primaria de Madrid advierten de que llega el verano y la necesidad de suplencias, una situación que puede agravarse ante la falta de refuerzos, de coordinación con Salud Pública y la saturación de procedimientos burocráticos.