La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ven necesario que esta especialidad tenga más presencia en la Universidad. Para ello, solicitan que los Planes docentes para la formación en el Grado de Medicina incluyan la asignatura de Medicina de Familia. Asimismo, reclaman que esta sea impartida por médicos de familia, con una formación en Atención Primaria homogénea en todas las universidades.

Así lo expondrán el próximo 24 de mayo en la Universidad de Alcalá de Henares. En concreto, con motivo de la Jornada de Universidad y Medicina de Familia organizada conjuntamente por SEMERGEN y SEMG. Se trata de un encuentro que analizará la presencia de esta especialidad en la Universidad. Para ello, se describirá la variabilidad de esta asignatura, en contenido y en crédito. Igualmente, se reflexionará sobre experiencias de éxito de los médicos de familia en la universidad.

Igualmente, se pondrá el foco en las necesidades de investigación en la universidad. También se ilustrará la problemática de los trabajos de fin de grado, se intentará analizar las implicaciones de la nueva normativa de protección de datos en la labor académica de la Medicina de Familia y de los estudiantes, y se presentarán proyectos conjuntos entre la MFyC y la Universidad.

Presencia de la Medicina de Familia en la Universidad

José Polo García, presidente de SEMERGEN, señala: “creemos que es fundamental que la Medicina de Familia tenga su espacio dentro de la universidad”. En concreto, la presencia en la Universidad es clave para que los futuros médicos conozcan la Atención Primaria desde su formación. "Estamos convencidos de que se debe apostar por el desarrollo integral de la Medicina Familiar y Comunitaria. Y se debe hacer desde el principio profundizando en la formación académica".

A este respecto, piden que esta área de conocimiento debe de ser reconocida e integrada en la estructura de la Universidad. En concreto, con el desarrollo de programas de postgrado y doctorado específicos para la Medicina de Familia y la Atención Primaria.  De esta forma, la acreditación de profesorado universitario no debe ser ajena al primer nivel asistencial, dado que la universidad no puede estar al margen de especialidad Medicina de Familia.

Por su parte, la vicepresidenta y responsable de Docencia de la SEMG, Pilar Rodríguez Ledo, insiste en que “es preciso retomar y profundizar en la formación académica y hacer de ella un continuum formativo”. Este debe aportar fundamento, consistencia y prestigio a los especialistas de la Medicina de Familia.