El Sindicato Médico de Navarra (SMN) ha mantenido una reunión con la nueva consejera de salud, Santos Induráin, nombrada para regir los destinos de la Sanidad del Gobierno socialista de la Comunidad foral, liderado por María Chivite. El encuentro, según han adelantado desde la central navarra, tuvo lugar el pasado 16 de agosto, y en el mismo estuvieron presentes tanto la nueva consejera como el director general, el doctor Luis Gabilondo, por parte del Departamento de Salud. Mientras que en representación del sindicato estuvieron su presidenta la doctora Aurelia Mena y el Secretario General, el Dr. Alberto Pérez.

Según ha explicado el SMN en la reunión, se puso de manifiesto la situación actual del colectivo médico, al tiempo que se hizo hincapié en las  reivindicaciones que se han mantenido desde diciembre de 2018, y que llevaron a la huelga de los facultativos durante el primer semestre de 2019. La consejera de Salud, que hasta ahora ocupaba la Dirección Gerencia de Atención Primaria, no se mostró ajena a la grave situación que están viviendo los profesionales del SNS-O y derivadas de la sobrecarga laboral, las malas condiciones retributivas y la pérdida de liderazgo.

A su vez, tal y como han subrayado desde el sindicato médico, la consejera de Salud, que aún no ha nombrado los cargos de dirección y gestión de su nuevo equipo, les comunicó que se estaba trabajando en diversos ámbitos que conllevarían cambios en el sistema muy necesarios, pero no previsibles a corto ni medio plazo.

Desde el SMN se insistió en que se mantenían las reivindicaciones planteadas en diciembre de 2018 por el colectivo médico, que el conflicto sigue abierto al no haber conseguido ninguna mejora, y que el calendario de movilizaciones se retomaría tal como estaba previsto en septiembre. También se le explicó que el SMN, en el mes de abril, mantuvo reuniones con diversos partidos políticos, a los que explicó detalladamente los motivos del conflicto médico, se aportaron ideas y posibles soluciones. Se avisó de que de no solucionarse dicha situación antes de las elecciones, el nuevo Gobierno electo y todos los partidos políticos que lo compusieran se enfrentarían a una situación cada vez más deteriorada de la Sanidad Navarra.

“La solución, lejana”

Sin embargo, el sindicato mayoritario entre los médicos de Navarra muestra su preocupación porque ya ha llegado septiembre y la situación está muy lejos de alcanzar una solución,"e incluso modificaciones tan esperadas como es el pago de la Productividad Variable han empeorado aún más el panorama".

Desde la central entienden que es necesario tiempo para nombrar los diferentes cargos del equipo de la nueva Consejera de Salud, pero consideran imprescindible, una vez nombrados, mantener lo antes posible una reunión con el Comité de Huelga con propuestas formales y reales que mejoren al colectivo médico.

A pesar de todo, los responsables del sindicato recuerdan a los médicos de la Comunidad foral que el próximo 12 de septiembre se convocarán asambleas en los diferentes hospitales de Navarra para establecer las acciones a seguir en el último trimestre de este año, al tiempo que les recuerdan que sigue programada una jornada de huelga el próximo viernes 13 de septiembre.