Los médicos extremeños se han unido para dar mayor voz a sus reivindicaciones. Así, en una rueda de prensa ofrecida por la secretaria general del  Sindicato Médico de Extremadura (Simex), María José Rodríguez, el presidente del Colegio de Médicos de Badajoz, Pedro Hidalgo, y su homólogo en Cáceres, Carlos Arjona, se ha denunciado la situación que atraviesa el colectivo médico en la región, la cual han calificado de “preocupante”.

Su principal objetivo es que se repongan sus retribuciones vigentes hasta el 31 de mayo de 2010, para poder recuperar el poder adquisitivo perdido, que evalúan alrededor de un 25 por ciento desde que comenzó la crisis económica. Igualmente, no olvidan reclamar a la Administración regional que se flexibilice la jornada laboral, mientras se recupera la jornada semanal estatal de 35 horas; que se reactive la carrera profesional; que se tomen medidas para paliar la sobrecarga laboral como el incremento de la hora de guardia o los módulos de tarde voluntarios, y que se recupere la productividad variable.

Además, piden la mejora de las condiciones laborales de los Médicos Internos Residentes (MIR) de la región con una subida del precio de hora de guardia, y que se planifiquen las necesidades futuras de médicos especialistas adecuando el número de plazas MIR a los graduados en las Facultades de Medicina.

Falta de facultativos

Más allá de las condiciones actuales, la otra gran preocupación de los médicos extremeños es la creciente falta de especialistas, que se prevé agrave la situación. En palabras de Pedro Hidalgo, “las quejas de los ciudadanos no son por cómo atienden los médicos, sino por las listas de espera hasta que reciben esa atención”.

En cuanto  a los motivos de esta falta de médicos, según el presidente del Colegio de Médicos de Badajoz, una de las principales causas es precisamente las condiciones laborales que tienen en la región, con salarios más bajos que en otras comunidades autónomas y más carga de trabajo, lo que provoca que los profesionales quieran trabajar en aquellas regiones con mejores remuneraciones. “Nos robamos los médicos de unas comunidades a otra”, ha manifestado.

Asimismo, otra de las razones son las jubilaciones, por ello entre sus reivindicaciones está también la prórroga del servicio activo voluntario hasta los 70 años, ya que la jubilación en los próximos diez años de un tercio de los médicos activos en la región, acarreará problemas en la atención primaria y en especialidades como ginecología, traumatología, dermatología y anestesiología, entre otras muchas.