La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) ha denunciado que "la situación de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid ha tocado fondo". Es por ello que Amyts ha reclamado este martes una reunión urgente con la Consejería que dirige Enrique Ruiz Escudero. El objetivo es iniciar una negociación de mejoras laborales para el colectivo. De no ser así, Amyts ha amenazado con reactivar la huelga de facultativos en los centros de salud madrileños.

De esta forma, insisten en que ni la Gerencia de Atención Primaria ni la Consejería de Sanidad han respondido" a estas demandas ni se ha tomado "ninguna medida" para mejorar este primer nivel asistencial". “La Atención Primaria está muerta en Madrid sin que los responsables se den por aludidos”.

En concreto, el sindicato médico aplazó la huelga indefinida en Atención Primaria por el adelanto electoral. Este les dejó sin “interlocutor” de cara a una posible negociación tras una primera jornada que calificaron de “éxito”. En la región hay más de 5.000 médicos de Atención Primaria. Sin embargo, según sus estimaciones, existe un déficit estructural de más de 600 médicos de familia y 200 pediatras en los centros de la región.

Reactivar la huelga

Los motivos para reactivar la huelga no son solo la falta de personal. También aluden a las agendas interminables, la ausencia de suplentes, la burocracia asfixiante y la falta de apoyo y de medidas efectivas por parte de la Administración.

Cabe recordar que la Consejería de Sanidad propuso en octubre mejoras salariales para los profesionales de los centros de salud. Todo ello “en función de la carga asistencial o las situaciones especiales de atención que se prestan a los usuarios”. Estas se empezarían a cobrar este año en caso de acuerdo.

En concreto, los incrementos en las nóminas podrían alcanzar 713,6 euros al mes para los médicos de familia; 700,39 para los pediatras; 475,02 para los facultativos Servicio de Atención Rural (SAR); 423,28 para el personal de enfermería; 247,86 para los enfermeros del SAR; 240,02 para los auxiliares de enfermería; 240,02 para los auxiliares administrativos; y 233,02 para los celadores.

En cualquier caso, desde Amyts consideran que la medida necesaria es un incremento real del presupuesto anual destinado a Atención Primaria en la región. Actualmente este es de 872 millones de euros, un 10,9 por ciento del gasto sanitario público. Para alcanzar la media de inversión actual de las Comunidades Autónomas, fijada en un 14 por ciento, este presupuesto debería incrementarse en 275 millones de euros. Sería en más de 1.175 para lograr el 25 por ciento recomendado, según señalan.