Los médicos navarros han votado en asamblea general y finalmente han acordado ir a la huelga el próximo 1 de febrero. El motivo es la falta de resultados con las negociaciones con el departamento de Salud.

Así, en la votación en la asamblea, 127 médicos han votado a favor de ir a la huelga el 1 de febrero. Otros 14 han votado a favor de ir a la huelga a partir del 13 de febrero -fecha inicialmente propuesta en octubre. Sin embargo, ningún médico se ha mostrado partidario de desconvocar la huelga. De esta forma, el jueves se celebrarán asambleas en el Hospital de Estella y en el Hospital de Tudela y el viernes en la Clínica Ubarmin.

Por su parte, Alberto Pérez, secretario general del Sindicato Médico de Navarra, ha explicado que “no hay cisma entre lo que el sindicato pide y lo que los compañeros necesitan”. Si bien lamenta “tener que haber llegado a una huelga indefinida”, ha argumentado que el Gobierno foral “no para de hablar de que quiere hablar, pero la presidenta del Gobierno tiene una solicitud de reunión por nuestra parte desde octubre y todavía no la ha atendido”.

Huelga el 1 de febrero

De esta forma, de forma previa a la convocatoria de huelga del 1 de febrero, los movimientos de salud se han basado en “hacer propuestas y crear grupos de trabajo”, en algunos de los cuales está el Sindicato Médico. Sin embargo, el sindicato argumenta que todo ello solo tiene el objetivo de diluir la capacidad negociadora del sindicato y crear un batiburrillo de interlocutores que no tiene que ver con la huelga.

En cuanto a la posibilidad de que se elimine la exclusividad de los médicos de la red pública, Alberto Pérez ha explicado que la ley de Presupuestos Generales de Navarra recoge que "todos los funcionarios de Navarra pueden pedir una excedencia voluntaria en el mismo instante de tomar posesión de la plaza en propiedad, salvo los médicos, que pueden hacerlo tras dos años ocupando su plaza". "¿Cuántos médicos hay en Navarra que quieran solicitar una excedencia al tomar posesión de la plaza? Probablemente muy pocos. ¿Cuántos desean iniciar una actividad privada? Probablemente muy pocos, pero no vamos a aceptar un trato discriminatorio", ha asegurado.