Es necesaria una estrategia política global sobre Recursos Humanos en todo el Estado. Esa es la principal conclusión a la que se ha llegado tras la celebración de la VI Convención de la Profesión Médica, organizada por la Organización Médica Colegial (OMC) bajo el lema “Liderando la profesión, comprometidos con la sociedad y con los médicos”.

De esta forma, los temas que tuvieron especial protagonismo, precisamente en cuanto a los retos en Recursos Humanos, fueron algunos como las adecuadas políticas de RRHH contra la precariedad, la problemática de las agresiones a sanitarios, las políticas de género y profesión médica, la formación médica continuada, la atención sanitaria pública y privada, la docencia e investigación, la deontología y ética médica, las pseudoterapias y el compromiso social y seguridad del paciente.

En este sentido, los expertos que participaron en este foro se mostraron de acuerdo en que es imprescindible estimular la vocación, favorecer la adquisición de competencias y fomentar las capacidades y el profesionalismo médico a lo largo de toda la vida profesional.

Asimismo, se argumentó que los contenidos de la política de RR.HH. en salud requieren una visión a medio y largo plazo, coherente y coordinada, devolviendo a los profesionales el protagonismo necesario y contando con la participación de las organizaciones que representan a la profesión médica.

Temas de actualidad

Si bien en este foro tienen especial repercusión los temas que implican a la profesión médica en el medio y largo plazo, también toman especial relevancia aquellos relacionados con la más pura actualidad. Es el caso del debate en torno a la ley de la eutanasia, sobre la cual se insistió en que no se está prestando especial atención a la atención paliativa; y esta paradoja debe llevar a exigir una actuación vigorosa para que las Administraciones sanitarias activen recursos y organización en la mejora de la atención y trato al paciente terminal.

Otra cuestión abordada en materia de Recursos Humanos fue el profesionalismo en el ejercicio de la Medicina Privada. En este sentido se expuso que en España el modelo sanitario privado se ha “socializado”, siendo su característica principal los grandes niveles de satisfacción del usuario, el bajo coste de las pólizas y la baja retribución de los profesionales.

Es por ello que existe una tendencia al colapso de este modelo de asistencia debido a que no es atractivo para los profesionales jóvenes, dificultando el relevo generacional y dando lugar a problemas de accesibilidad y a la aparición de listas de espera. También por tener muy limitada la libertad de elección del médico por parte del paciente lo que ha roto el principio básico del modelo de ejercicio privado.

Por último también se dialogó sobre la acreditación EACCME de la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS), que será en un futuro inmediato la moneda de cambio para la formación médica continuada en Europa. Así, se concluyó que la FMC/DPC constituye una herramienta fundamental para el médico y un elemento primordial de garantía y seguridad en la atención a los pacientes, que ha de ser acreditado en el marco del ámbito profesional (Validación Periódica de la Colegiación-VPC).