El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha publicado su XII Informe Comisión Asesora COVID-19-OMC. Este ofrece en primer lugar un diagnóstico de la situación actual. Igualmente, aporta diez líneas estratégicas que deberían de guiar las actuaciones en este segundo año. Asimismo, reflexiona que mucho tiempo y cuatro oleadas epidémicas no solo generan fatiga y desesperanza pandémica. También hay fatiga política pandémica. Esta se manifiesta en actitudes y comportamientos, explicables pero inaceptables. Por ello, el CGCOM reclama una cogobernanza real basada en la lealtad institucional para superar la “fatiga política” pandémica.

“Apelamos a todos los agentes políticos e institucionales a que abandonen o mitiguen la rivalidad política partidista”. Insisten en que “se centren en gobernar la salida de la crisis, y a aportar iniciativas para acciones más globales e integradas”.

Superar la fatiga política pandémica

Desde el CGCOM insisten en que supera esta fatiga política pandémica es clave para centrarse en la cuarta ola. “No podemos acostumbrarnos y tolerar ningún nivel de morbimortalidad evitable. Hemos de cohesionarnos para que en este segundo año demos una respuesta conjunta y solidaria todas las instituciones y territorios”.

Según los médicos, esta cuarta ola, de perfil más moderado, se produce mientras avanza a mayor velocidad el programa de vacunación. Las mayores esperanzas para este segundo año estriban en completar la protección de los más vulnerables. También conseguir lo antes posible la inmunidad poblacional. Pero, junto a esta perspectiva positiva, existen un buen número de preocupaciones e incertidumbres.

Entre las cuestiones que preocupan en esta fatiga política pandémica está la pérdida de cohesión territorial. “Las cifras medias están ocultando la gran heterogeneidad de la incidencia en las Comunidades Autónomas”. Recuerdan así la importancia de medidas como centrar la tarea en la mayor y mejor aplicación de fondos europeos. El objetivo debe la reconstrucción para refinanciar y hacer competente y sostenible al Sistema Nacional de Salud. No obstante, el SNS necesita un plan de fortalecimiento de su capital humano. Este, además de necesario para su viabilidad, es una correspondencia de justicia por el enorme esfuerzo desarrollado por los sanitarios.

Médicos jubilados

En otro orden de cosas, el CGCOM celebra haber logrado que se amplíe la compatibilidad de la pensión a todos los médicos jubilados que hacen frente a la COVID-19. Este cambio, publicado en el BOE el pasado miércoles, 5 de mayo, se produce tras una petición expresa de la corporación médica a la ministra de Sanidad el pasado mes de marzo, en base a un informe de los Servicios Jurídicos del CGCOM.

No obstante, la necesidad de personal sanitario continuará siendo una realidad en tanto se prolongue la situación de crisis sanitaria. Todo ello independientemente de que se encuentre declarado el estado de alarma.