Los niños pequeños, menores de 5 años, con COVID-19 leve a moderado tienen niveles mucho más altos de material genético del virus en la nariz que niños mayores y adultos, según un estudio del Hospital Infantil Ann & Robert H. Lurie de Chicago, en Estados Unidos.

Los resultados, publicados en la revista ‘JAMA Pediatrics‘, apuntan a la posibilidad de que los niños más pequeños transmitan el virus tanto como otros grupos de edad. La capacidad de los niños más pequeños para propagar COVID-19 puede haber sido poco reconocida dado el cierre rápido y sostenido de escuelas y guarderías durante la pandemia.

“Descubrimos que los menores de 5 años con COVID-19 tienen una carga viral más alta que los niños mayores y los adultos, lo que puede sugerir una mayor transmisión, como vemos con el virus sincitial respiratorio, también conocido como VRS”, dice el autor principal Taylor Heald-Sargent, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas en Lurie Children’s y profesor asistente de pediatría en la Facultad de medicina Feinberg de la Universidad Northwestern.

A su juicio, “esto tiene importantes implicaciones para la salud pública, especialmente durante las discusiones sobre la seguridad de la reapertura de escuelas y guarderías”, advierte.

El doctor Heald-Sargent y su equipo analizaron 145 casos de enfermedad COVID-19 leve a moderada dentro de la primera semana del inicio de los síntomas. Compararon la carga viral en tres grupos de edad: niños menores de 5 años, niños de 5 a 17 años y adultos de 18 a 65 años.

“Nuestro estudio no fue diseñado para demostrar que los más pequeños propagan COVID-19 tanto como los adultos, pero es una posibilidad –advierte–. Necesitamos tener eso en cuenta en los esfuerzos para reducir la transmisión a medida que continuamos aprendiendo más sobre este virus”.