Los pacientes alertan del diagnóstico tardío de patologías no COVID. La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) ha destacado “el importante coste y las dificultades derivadas de la falta de atención sanitaria” de los pacientes crónicos durante 2020. En su informe del Observatorio de Atención al Paciente de 2020, esta plataforma ha recogido datos cualitativos con respecto a las dificultades vividas por los pacientes crónicos durante la crisis sanitaria.

Carina Escobar, presidenta de la POP, ha presentado el informe junto con Pilar Aparicio, la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad. Según la representante ministerial, los pacientes están “muy presentes en la estrategia de vacunación”. “En la postpandemia nos esperan retos importantes para abordar juntos las diversas cuestiones reivindicadas y aquellas que tenemos que mejorar.

Diagnóstico tardío de patologías no COVID

María Gálvez, directora de la POP, ha comentado que uno de cada cinco pacientes con cáncer no tiene un diagnóstico o este se ha producido tarde. En este sentido, Carina Escobar ha pedido “una urgente reforma en el Sistema Nacional de Salud. “Estamos realmente preocupados con la cantidad de gente que está dejando de ser diagnosticada y atendida. Veníamos con la preocupación ya antes de la pandemia, y esto ha sumado años de espera a las personas que están sufriendo”

Otro dato destacado ha sido que el 27,5 por ciento de los pacientes atendidos ha sido a distancia. El 45,5 por ciento ha tenido tanto consulta presencial como telemedicina. Asimismo, el Observatorio ha detectado “dificultad en la derivación de pacientes desde Atención Primaria a Hospitalaria”. En consecuencia, se han paralizado las pruebas o tratamientos farmacológicos, rehabilitadores, etc. De hecho, el 25 por ciento de los pacientes consultados ha tenido “grandes dificultades” para disponer de su tratamiento farmacológico tanto en la farmacia comunitaria como en el hospital.

En el debate han participado Paloma Casado, subdirectora General de Humanización de la Asistencia, Bioética e Información y Atención al Paciente de la Comunidad de Madrid. María Llanos Cuenca, directora general de Planificación, Eficiencia Tecnológica y Atención al Paciente de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana. José Soto, presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA). Francisco José Sáez, coordinador del Grupo de Trabajo en Gestión de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). Y Javier Granda, vocal de la Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS).