El carcinoma de células de Merkel (CCM) es un tipo de cáncer de piel que resulta más agresivo que el melanoma y es considerado como una enfermedad “ultra rara” (afecta a menos de 1 persona por cada 50.000 habitantes). Hasta ahora, los pacientes con enfermedad metastásica no tenían ningún tratamiento indicado y menos del 20 por ciento presentaba una supervivencia superior a 5 años.

Es por ello que la aparición de un nuevo tratamiento arroja nuevas esperanzas a estos pacientes. En concreto, Merck y Pfizer han anunciado la llegada a España de Bavencio (avelumab) la primera y única inmunoterapia indicada para pacientes adultos con carcinoma de células de Merkel metastásico.

En cuanto a los resultados de este tratamiento, avelumab permite mejorar la tasa de respuesta y la supervivencia de los pacientes, evitando la toxicidad de la quimioterapia y con unos efectos secundarios menores y manejables. En concreto, si hasta el momento, si ninguno de los pacientes sobrevive al año de tratamiento en segunda línea con quimioterapia, con avelumab más del 30 por ciento responde y, de ellos, más del 50 por ciento se mantiene vivo tras un año de tratamiento.

Una importante alianza

El desarrollo y comercialización de avelumab surge de la alianza de dos grandes laboratorios. En palabras de Isabel Sánchez Magro, directora Médico de Merck “avelumab es una demostración de lo que ocurre cuando dos grandes compañías, como Merck y Pfizer, mantienen un firme compromiso con los pacientes que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad y se unen para investigar terapias frente a una patología de muy baja incidencia, como es el CCM”.

Por su parte, Cecilia Guzmán, directora Médico de Oncología de Pfizer, ha resaltado el valor de esta terapia, resultado de la alianza estratégica de Merck y Pfizer en Inmuno-oncología. “La alianza refleja la unión del talento de nuestros equipos, de nuestros bagajes en Oncología y de los recursos de ambas compañías como vehículo de consecución de nuestro objetivo principal: desarrollar programas de investigación clínica para abrir nuevos caminos para afrontar el cáncer”.

Pese a estos datos positivos, la realidad es que a pesar de su alto impacto en la vida de quienes lo presentan, el carcinoma de células de Merkel continúa siendo un gran desconocido socialmente debido a su baja incidencia. Cabe recordar que esta enfermedad se manifiesta a través de nódulos enrojecidos de rápido crecimiento en zonas expuestas que pueden expandirse a los ganglios linfáticos sin provocar dolor ni picor al paciente, y que pueden confundirse con otras patologías, lo que dificulta el diagnóstico.