Los pacientes con diabetes desde jóvenes tienen más riesgo de enfermedad renal