SECCIÓN  patrocinada por: 

Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador

¿Cómo pueden diferenciarse las manifestaciones de la alergia de los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas de la rinitis alérgica son fundamentalmente el picor nasal y ocular, los estornudos repetidos, la destilación nasal acuosa y la congestión nasal de instrucción más o menos brusca. Lo que nos debe hacer sospechar que es alergia, sobre todo si es debida a pólenes, es que los síntomas se recrudecen cuando el paciente está al aire libre y, mejoran notablemente cuando permanece en sitios cerrados.

Además, los síntomas de la rinitis alérgica suelen remitir con cierta rapidez tras la toma de antihistamínicos tópicos u orales. La presencia de fiebre es nula, salvo que se complique con sinusitis aguda, a diferencia de los síntomas producidos por la COVID-19, donde la fiebre está presente en un gran porcentaje de pacientes, con malestar general y abatimiento, tos habitualmente seca y dificultad para respirar.

¿Ha habido menos sintomatología debido al confinamiento? ¿Y una reducción de la gravedad de los síntomas?

Sí, la recomendación de permanecer el mayor tiempo posible en casa ha hecho que se reduzca notablemente la exposición a pólenes en las personas alérgicas. Esto ha beneficiado notablemente al control de sus síntomas, que han sido más leves y, por ende, han precisado usar menos medicación para la alergia.

¿Cree que se producirá un repunte con el comienzo de la actividad y los paseos?

Ya lo estamos viendo, llevamos pocos días desde que hemos comenzado a salir a dar paseos cortos y se ha notado el aumento en la consulta por rinoconjuntivitis en pacientes alérgicos a pólenes debido a que el desconfinamiento ha coincidido con el inicio de la polinización de gramíneas y olivo, por lo menos en la zona centro peninsular.

Cómo afecta a los pacientes con rinitis alérgica una meteorología más seca como la actual?

En función del alergeno que nos produce la rinitis alérgica, la sequedad ambiental puede beneficiar o perjudicar. En el caso de la rinitis alérgica secundaria a la alternaria (hongo de la humedad) puede producir una mejoría de la sintomatología en estos pacientes. En el caso de la alergia a pólenes podría ser perjudicial, ya que un ambiente seco podría afectar la mucosa nasal. Esta acción disminuye la función de barrera protectora, por lo que los alergenos ambientales penetran de forma directa y se favorece la producción de inflamación local y, en consecuencia, todos los síntomas secundarios.

En relación con los pacientes positivos por COVID-19, ¿ha habido algún tipo de complicación asociada a la rinitis alérgica?

Los datos que tenemos hasta el momento sobre la enfermedad no parecen indicar que padecer rinitis alérgica conlleve mayor riesgo de contraer la infección por coronavirus ni mayor gravedad en caso de infección. El sistema inmunitario de una persona alérgica funciona como el de una persona no alérgica con respecto a su función de defensa frente a microorganismos.