Los pacientes con sobrepeso u obesidad presentan una COVID-19 más grave y tienen muchas probabilidades de necesitar asistencia respiratoria invasiva, según un nuevo estudio internacional dirigido por el Instituto de Investigación Infantil Murdoch y la Universidad de Queensland (Estados Unidos).

El trabajo, publicado en la revista ‘Diabetes Care’, descubrió que los pacientes obesos o con sobrepeso corren un alto riesgo de tener peores resultados en la COVID-19. También es más probable que requieran oxígeno y ventilación mecánica invasiva en comparación con los que tienen un peso saludable.

Más probabilidades de necesitar oxígeno

Las enfermedades cardiovasculares y respiratorias preexistentes se asociaron a una mayor probabilidad de muerte en el hospital, pero no a un mayor riesgo de necesitar oxígeno y ventilación mecánica. En el caso de los pacientes con diabetes preexistente, hubo un aumento de las probabilidades de necesitar asistencia respiratoria invasiva, pero no hubo un aumento adicional del riesgo en aquellos con obesidad y diabetes.

Los hombres presentaban un mayor riesgo de resultados graves de COVID-19 y de necesitar ventilación mecánica invasiva. En los mayores de 65 años, hubo una mayor probabilidad de necesitar oxígeno y mayores tasas de muertes intrahospitalarias.