Las enfermedades mentales también tienen sus comorbilidades a nivel físico, una cuestión que  a veces se olvida. Un ejemplo de ello es la incidencia del síndrome metabólico, que puede llegar a afectar hasta al 37 por ciento de los pacientes con trastorno bipolar.

Cabe recordar que el síndrome metabólico constituye un conjunto de factores de riesgo clínicos y bioquímicos que predisponen a la enfermedad cardiovascular, la diabetes y una mortalidad precoz. Se incluyen síntomas como obesidad, resistencia a la insulina, hipertensión, y dislipemia. Además, el riesgo cardiovascular, particularmente, la obesidad, puede asociarse a una peor respuesta al tratamiento psiquiátrico. Gran parte de estos factores de riesgo son modificables, lo que representa una oportunidad para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Es por ello que con motivo del Día Mundial del Trastorno Bipolar que se celebra el 30 de marzo, diferentes expertos han querido ahondar en la importancia de la prevención. En concreto, Pedro Iborra, médico psiquiatra en el Hospital de Día Salud Mental del Hospital Clínico Universitario San Juan de Alicante recuerda que “los pacientes con enfermedad mental grave como el trastorno bipolar pueden perder en torno a 25 años de expectativa de vida, atribuyendo el exceso de muertes prematuras principalmente a la enfermedad cardiovascular”.

Al respecto, el experto insiste en la importancia de “no solo tratar los síntomas psiquiátricos, sino también las alteraciones orgánicas que acompañan al trastorno bipolar”. Algunos de los factores de riesgo a vigilar pueden ser  el peso, presión arterial, niveles de lípidos, niveles de glucosa, tabaquismo, alcohol/uso de drogas y tratamiento antipsicótico.

Día Mundial del Trastorno Bipolar

Estas medidas pueden ayudar a la progresión y calidad de vida de los pacientes con trastorno bipolar, una enfermedad compleja que afecta entre el 1 y 2 por ciento de la población, encontrándose además entre las enfermedades más incapacitantes.  Con motivo del Día Mundial, Pedro Iborra también señala que “el trastorno bipolar es multisistémico afectando no solo a la regulación del estado de ánimo, sino a  la función inmunológica y al estado cardiovascular”.

Se estima que en España la enfermedad afecta a unas 950.000 personas, considerando las distintas manifestaciones de la patología. Su incidencia es similar en ambos sexos y, según la Organización Mundial de la Salud, es la sexta causa de discapacidad en el mundo. Estos episodios, que pueden llegar a requerir hospitalización, interfieren de forma significativa en la vida cotidiana del paciente y en su entorno, y tienen una importante repercusión en su salud, relaciones personales, funcionamiento y calidad de vida.

La elección de este Día Mundial, coincide con la fecha de nacimiento del pintor Vincent Van Gogh,  como una una iniciativa promovida por la Sociedad Internacional de Trastornos Bipolares (ISBD) junto a la Red Asiática de Trastorno Bipolar (ANBD) y la Fundación Bipolar Internacional (IBPF). El objetivo es generar conciencia mundial y eliminar el estigma social asociado a la enfermedad.